Enagás ha anunciado un beneficio después de impuestos de 422,6 millones de euros, un 4,5% menos que los 442,6 millones de un año antes. La cifra queda por debajo de los 433 millones que esperaban los analistas de Bloomberg. La compañía señala no obstante que el dato es «superior al objetivo establecido para el año (417 millones de euros)». 

Los ingresos ascendieron a 1.182,8 millones, lo que supone un descenso del 11,9%. Los ingresos regulados prácticamente se mantienen respecto al mismo periodo del año anterior (suben un 0,2%) hasta 1.086,6 millones, como consecuencia del aumento del RCS (retribución por continuidad de suministro) debido a la positiva evolución de la demanda en el año. Enagás destaca que la demanda de gas natural fue la más alta de la última década (398TWh), con un incremento de 14% con respecto al mismo período del año 2018. Por su parte, otros ingresos de explotación caen un 62% hasta 96,1 millones. 

El grupo alcanzó un Ebitda de 1.016,4 millones de euros, un 4,2% menos, mientras que el Ebit fue de 657,4 millones y una caída del 4,8%. 

La empresa ha anunciado que el dividendo correspondiente al año 2019 que se propondrá en la próxima Junta General de Accionistas, será de 1,60 euros brutos por acción, que supone un aumento del 5% anual. 

Fuente: Cinco Días