Para el magnate la decisión de comprar la red social «es extremadamente importante para el futuro de la civilización»

Musk ha prometido promover «la libertad de expresión» y llevar a cabo cambios sustanciales en la plataforma

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El consejero delegado de Tesla y SpaceX, Elon Musk, ha completado este jueves la compra de la red social Twitter por un valor de 44.000 millones de dólares (una cifra similar en euros) y ha llevado a cabo el despido de sus principales directivos.

De esta forma, los accionistas de la compañía recibirán 54,20 dólares por cada acción y Twitter pasará a ser propiedad del magnate, que ya ha anunciado sus planes de cambiar las políticas de moderación de contenido de la red social apostado por «una mayor libertad de expresión», según ha recogido la cadena CNN.

Musk ha expresado en reiteradas ocasiones no estar de acuerdo con la práctica de la red de social de prohibir el acceso a la misma de forma permanente a aquellos usuarios que violan repetidamente sus políticas, lo que plantea la posibilidad de que usuarios, como el expresidente de Estados Unidos Donald Trump, regresen a la plataforma.

Asimismo, la persona más rica del mundo aseguró durante una entrevista en una charla TED2022 que la compra de Twitter no la ve como «una forma de ganar dinero». «Mi fuerte sentido intuitivo es que tener una plataforma pública que sea de máxima confianza y ampliamente inclusiva es extremadamente importante para el futuro de la civilización», aseguró.

El cierre de la compra pone fin a meses de vaivenes por parte de la red social y del multimillonario por la adquisición de la compañía, puesto que a pesar de acordar una oferta inicial, Musk anunció meses más tarde que se retiraba de la adquisición alegando que los directivos de Twitter no habían accedido a sus peticiones.

En concreto, el consejero delegado de Tesla pidió a Twitter el número exacto de cuentas falsas que había en la plataforma, así como el modo que tenía la compañía de auditar dichas cuentas y de eliminarlas.

Por ello, y después de demostrar durante meses su exasperación con la forma en que se gestionaba la red social, el magnate ha destituido al director ejecutivo de Twitter, Parag Agrawal, así como al director financiero, Ned Segal y al jefe de políticas Vijaya Gadde, ha recogido CNN.

La decisión tiene lugar tan solo un día después de que Musk anunciara a los empleados de la plantilla que se retractaba de despedir al 75 por ciento de los trabajadores, como había pensado en un principio.

Con todo, la compra de Twitter por parte del multimillonario podría afectar al funcionamiento de la plataforma, que engloba a gran parte del sistema político y de los medios de comunicación de todo el mundo.

Entre otros aspectos, Twitter podría dejar de moderar parte de su contenido, lo que podría deshacer años de trabajo por parte de la empresa para abordar la desinformación y el acoso y crear conversaciones «más saludables» en la plataforma.

Fuente: Europa Press