MADRID, 15 Feb. (EUROPA PRESS) –

El Rey Felipe VI ha suspendido la agenda de actividades que tenía prevista para el resto de semana al haber dado nuevamente positivo por COVID-19 en la prueba de control que se ha realizado, según ha anunciado Casa Real.

Según Zarzuela, el estado de salud de Don Felipe «es bueno y no presenta síntomas» y tiene previsto volver a realizarse una prueba de control en los próximos días.

El monarca dio positivo el jueves por la mañana, tras haber presentado síntomas leves la noche anterior, y se puso en aislamiento, lo que le obligó a suspender la reunión y posterior almuerzo que tenía previsto ese día en Zarzuela con el presidente de Bosnia, Zeljko Komsic, con quien sin embargo mantuvo una videoconferencia.

Al anunciar que el Rey se había contagiado de COVID-19, Casa Real ya había adelantado que el monarca iba a mantener «su actividad institucional desde su residencia».

En este sentido, además de hablar con el presidente bosnio también tuvo ocasión de hablar el sábado con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobre la situación en Ucrania, de donde se ha recomendado salir «temporalmente» a los españoles que se encuentran en el país.

Asimismo, ese mismo día tuvo ocasión de hablar con el comandante del buque escuela ‘Juan Sebastián de Elcano’ para desear «buena singladura» y «éxito» en su XCIV crucero de instrucción, que zarpó ese día de Cádiz.

Inicialmente estaba previsto que Don Felipe hiciera entrega de los despachos de secretario de Embajada a la LXXIII de la Carrera Diplomática en la Escuela Diplomática en un acto en el que también iba a asistir el ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, José Manuel Albares.

Fuente: Europa Press