Carlos Torres, presidente del BBVA, renovará el consejo en la junta de accionistas que se celebrará en Bilbao el 14 de marzo. Será la primera modificación desde que llegó al mando en enero de 2019 y prescindirá de José Manuel González-Páramo, fichado en 2003 por el expresidente Francisco González, y exconsejero del BCE. También saldrán los históricos Tomás Alfaro y Carlos Loring. Serán sustituidos por el portugués Raúl Galamba, de McKinsey, Carlos Salazar, empresrio mexicano, y Ana Revenga, de la Fundación Microfinanzas BBVA.

Uno de los nuevos fichajes es Raúl Galamba de Oliveira (Portugal, 1964), que fue responsable de España y Portugal de McKinsey, firma en la que trabajó Torres, aunque no fue superior jerárquico. A otras dos consejeras también les vencía el mandato, pero serán reelegidas: Lourdes Máiz Carro y Susana Rodríguez Vidarte, consejeras independiente y externa, respectivamente.

La salida más llamativa es la de José Manuel González-Páramo, fichado por Francisco González en 2013 como consejero ejecutivo para ocuparse de la dirección de Regulación tras haber sido consejero del Banco Central Europeo (BCE) durante ocho años. González-Páramo estuvo en las quinielas para alcanzar puestos de gran relevancia en la entidad ya que era consejero ejecutivo y se le consideraba un interlocutor de lujo con el supervisor de Fráncfort. González-Páramo será asesor externo del banco y sus funciones actuales, Relaciones Institucionales y Coordinador del Servicios de Estudios, serán asumidas por Roberto Albadalejo, responsable del gabinete del presidente.

MÁS INFORMACIÓN

Además, saldrán los históricos Tomás Alfaro, nacido en 1951, que fue nombrado consejero en 2006, y era master en Economía y Dirección de Empresas por el IESE y profesor de Finanzas en la Universidad Francisco de Vitoria. También se va Carlos Loring Martínez de Irujo, nacido en 1947, nombrado en 2004, miembro del Comité de Dirección del bufete Garrigues, abogados de cabecera de la entidad y que se ocupan de la defensa del banco en el caso BBVA-Villarejo.

Diferentes fuentes del mercado apuntaron la dificultad de renovar el consejo en proceso judicial sobre el comisario jubilado José Manuel Villarejo, que ha supuesto la imputación del banco y de 12 de sus directivos. Finalmente las vacantes se cubrirán con el citado Raúl Galamba, nombrado este mes presidente de CTT Correos de Portugal, aunque ha desarrollado su carrera en McKinsey, con especial dedicación a los servicios financieros, según la nota del BBVA. Fue nombrado jefe de España y Portugal en 2005 y ha estado destinado en Lisboa, Madrid, Nueva York y Hong Kong.

Carlos Salazar (México, 1951), es presidente del Consejo Coordinador Empresarial de México, similar a la CEOE española, desde enero de 2019, coincidiendo con la llegada de Andrés Manuel López Obrador, presidente de México. Hasta 2017 fue director general de FEMSA, líder en el sector de bebidas y del comercio minorista en el país norteamericano. La filial mexicana aporta casi la mitad del beneficio anual del BBVA.

Por último se incorporará Ana Revenga Shanklin (España, 1963), que ya es vocal de la Fundación Microfinanzas BBVA, y que ha ocupado diferentes cargos en el Banco Mundial, hasta 2017, como economista jefe adjunta.

Con estos cambios, el banco asegura que las mujeres pasan a representar el 33% frente al 27% actual y se cumple con el objetivo de tener al menos un 30% de mujeres en el Consejo en 2020. Los consejeros de origen internacional pasan a representar un 40% del Consejo (frente al 20% actual). Los consejeros independientes pasan a representar dos terceras partes (66%) del Consejo frente a algo más de la mitad actualmente, informa el BBVA.

Fuente: El País