Feijóo dice que «en estas condiciones ni es memoria ni democrática» y Aznar que «la huella indecente de los herederos del terror será borrada»

ERMUA (BIZKAIA), 9 Jul. (EUROPA PRESS) –

El Partido Popular ha recordado este sábado al edil del PP Miguel Ángel Blanco, secuestrado y asesinado por ETA en julio de 1997, en un acto en la localidad vizcaína de Ermua, en el que ha expresado su compromiso de derogar la Ley de Memoria Histórica.

El acto, con el que se ha clausurado la ‘Escuela de Verano Miguel Ángel Blanco’, ha contado con las intervenciones del presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, el expresidente del Gobierno José María Aznar, la hermana de Miguel Ángel Blanco, Mari Mar Blanco, el presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz, y la presidenta de Nuevas Generaciones, Beatriz Fanjul.

Entre otros dirigentes del PP, también han asistido la secretaria general, Cuca Gamarra, el vicesecretario de Institucional, Esteban González Pons, o los presidentes del PP en los tres territorios vascos. También se han acercado hasta la localidad vizcaína el exministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, así como el actual coordinador general del PP, Elías Bendodo.

El homenaje se ha desarrollado en la plaza San Pelayo de Ermua, en la que se ha colocado una gran fotografía de Miguel Ángel Blanco junto a una silla vacía, donde han depositado una ofrenda floral su hermana, el expresidente Aznar y Alberto Núñez Feijóo, a la que ha seguido un largo aplauso de los asistentes.

Además de recordar al que fuera edil del PP en Ermua, el líder del PP ha expresado su compromiso a derogar la ley «mal llamada» de Memoria Democrática y ha asegurado que trabajará «no solo por conseguir los votos del PP y de otros grupos parlamentarios, sino también los votos del próximo PSOE para que juntos restablezcamos la memoria y la justicia».

Alberto Núñez Feijóo ha indicado que «quienes se esfuerzan por ser dignos herederos de Miguel Ángel Blanco» defienden el estado de derecho y, por eso, aceptan «la anomalía de que los testaferros de aquel terrorismo se sienten en las instituciones que quisieron destruir sembrando el dolor y el horror». En todo caso, ha añadido, les provoca «una profunda repugnancia que sean ellos quienes dicten al gobierno democrático los términos de la memoria democrática».

«En estas condiciones, ni es memoria ni es democrática. Se trata de un episodio indigno de nuestra democracia», ha subrayado el presidente del PP.

En la misma línea, José María Aznar ha asegurado que «la huella indecente de los herederos del terror será borrada» y ha subrayado que el Partido Popular trabajará para que ocurra «más pronto que tarde».

El expresidente del PP y del Gobierno ha resaltado que Miguel Ángel Blanco «no es un pasado que se cierra, sino una referencia de futuro» y ha apuntado que «los que justificaron aquel crimen, lo anunciaron, amenazaron y los que animaban a matar están entre nosotros». «En una política destructiva de los valores esenciales de la democracia se les permite que manipulen y rescriban la historia ofendiendo a quienes la protagonizaron con heroísmo», ha subrayado.

Por ello, ha resaltado que «ni una sola coma que hubieran puesto en una ley que habla de memoria sería aceptable y no lo será». «Ni una coma de estos asesinos no será aceptable nunca en ningún proyecto de memoria para el PP», ha expresado en referencia a la ley de Memoria Democrática.

«ROMPER CON BILDU»

Marimar Blanco ha sido la encargada de cerrar el acto con una intervención en la que ha aludido a la polémica generada por la decisión, posteriormente corregida, de no permitir su intervención en el homenaje institucional que el Ayuntamiento de Ermua celebrará este domingo y ha denunciado que «han intentado silenciar» no su voz, sino la de su hermano. De este modo, ha advertido de que mañana hablará «para que nadie pueda falsificar lo que pasó» y para «defender la memoria» de las víctimas.

Asimismo, ha incidido en que «de poco valen las palabras en días señalados si al día siguiente continuamos negociando con quienes se niegan a condenar su asesinato». «De poco vale asistir a homenajes si no los aprovechamos para romper definitivamente con quienes aplaudieron el asesinato de mi hermano», ha señalado.

Por ello, se ha dirigido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para exigirle que «mañana, aquí en Ermua, sea valiente y rompa con EH Bildu».

Durante el acto, también han intervenido el presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz, que ha recordado al PSOE que populares y socialistas vivieron «juntos en el corredor de la muerte» frente a ETA y ha lamentado que ahora acuerden con EH Bildu.

«Es una verdadera inmoralidad y una vergüenza que el presidente del Gobierno y el PSOE tengan a Bildu, al partido de los jefes de ETA, como compañero de viaje en el gobierno de este país», ha añadido.

Por su lado, la presidenta de NNGG, Beatriz Fanjul, ha denunciado que quienes secuestraron y asesinaron a Miguel Ángel Blanco duermen «más cerca en el País Vasco gracias al acercamiento de presos impulsado por el Gobierno».

Fuente: Europa Press