MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) –

El Grupo Parlamentario Popular ha propuesto, a través de una batería de enmiendas a la Ley Trans, eliminar la autodeterminación de género en el Registro y endurecer las exigencias para realizar prácticas de modificación genital en menores de edad. Este miércoles se acaba el plazo para que los grupos presenten sus propuestas de modificación al texto normativo.

En una de sus enmiendas, a las que ha tenido acceso Europa Press, el PP plantea suprimir el capítulo I relativo a la «rectificación registral de la mención relativa al sexo de las personas y adecuación documental» eliminando, de esta forma, la posibilidad de la autodeterminación de género en el Registro, tanto para menores como para mayores de edad.

Asimismo, en otra de las enmiendas, los ‘populares’ proponen que en menores de 12 a 16 años, las prácticas de modificación genital solo se permitan «a solicitud de la persona menor siempre que, por su edad y madurez, pueda consentir de manera informada a comprender el alcance de la realización de dichas prácticas» y «con el consentimiento de sus padres».

Además, plantean que, hasta los 18 años, cualquier tratamiento para realizar el cambio de sexo que sea «irreversible» deba contar «con un informe médico que lo avale». El texto del proyecto de ley no exige permiso paterno ni aval médico, aunque sí prohíbe todas aquellas prácticas de modificación genital en personas menores de 12 años, salvo en los casos en que las indicaciones médicas exijan lo contrario en aras de proteger la salud de la persona.

Entre otros cambios, el PP también propone cambiar el nombre de la ley de forma que pase a denominarse ‘Proyecto de Ley orgánica para la igualdad real y efectiva de las personas LGTBI’; y sustituir, en todo el texto legislativo, la palabra ‘trans’ por ‘transexual’.

Igualmente, el Grupo Parlamentario Popular sugiere en sus enmiendas la supresión de todos los términos que, a su juicio, «oscurecen la existencia del sexo biológico», por ejemplo, cuando se sustituye «madre» y «padre» por «progenitor gestante», y plantea la supresión del término «personas trans gestantes».

Respecto a la prohibición de las terapias de conversión, el PP plantea que no se consideren como tales «el asesoramiento médico o psicológico que realicen los menores o sus representantes legales para recibir el apoyo profesional sobre la posible disforia de género».

En el ámbito educativo, sobre los programas de información al alumnado para divulgar las distintas realidades sexo-afectivas y familiares y combatir la discriminación de las personas LGTBI, el PP propone que estos programas «se realicen por profesionales del ámbito médico y psicológico» y no en colaboración con las organizaciones
representativas de los intereses de las personas LGTBI, tal y como reza el redactado del proyecto de ley.

Fuente: Europa Press