MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) –

La secretaria general del PP, Cuca Gamarra, ha acusado este viernes al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, de poner «alfombra roja de impunidad» a los líderes del ‘proces’, de forma que los que fueron inhabilitados se puedan presentar a las elecciones o los «fugados» de la Justicia «no tengan que entrar en la cárcel, en alusión –sin citarles– a Oriol Junqueras y Carles Puigdemont, entre otros. Aunque ha hecho una dura intervención contra Pedro Sánchez, ha evitado hablar de moción de censura como defiende Cs.

«Estamos ante la derogación del delito de sedición. En definitiva ante la alfombra roja de impunidad que pone Sánchez a los líderes de los partidos que le apoyan y de los que depende para seguir siendo presidente del Gobierno y estar un tiempo más en la Moncloa», ha declarado Gamarra en una rueda de prensa en el Congreso.

Gamarra ha recalcado que este paso de Sánchez evidencia la «gran mentira» a sus votantes porque prometió en campaña electoral tipificar la convocatoria ilegal de referéndum y endurecer el delito de sedición, así como «traer a Puigdemont» a España para «ponerlo ante la Justicia española».

«ARRIMADAS SI QUERÍA, PODÍA HABERSE QUEDADO EN CATALUÑA»

Al ser preguntada si esta reforma penal es motivo suficiente para presentar una moción de censura como ha dicho Cs o si discrepa de Inés Arrimadas, la portavoz del Grupo Popular ha señalado que en estos momentos el PP hace «única y exclusivamente una valoración» sin «entrar en otro tipo de aspectos»

«La señora Arrimadas si quería, podía haberse quedado en Cataluña y podía incluso haberse presentado como presidenta de la Generalitat en una investidura», ha proclamado Gamarra ante los medios, que le han dirigido varias preguntas sobre si apoyaría esa moción.

Tras acusar a Sánchez de «abandonar las políticas de Estado» y romper la «igualdad ante la ley de los españoles», ha recalado que
son dos partidos «cuyos líderes están afectados directamente por la reforma de la que se está hablando», en alusión a ERC y Junts, de forma que serán «los propios delincuentes los que aprueben esta reforma en beneficio propio».

Gamarra ha resaltado que a «ningún otro presidente se le hubiera ocurrido impulsar esta reforma del Código Penal para que la que va a contar con los votos de los propios delincuentes que se van a beneficiar de la misma» y que convierte a los que atentaron contra el orden constitucional «en meros gamberros».

((SEGUIRÁ AMPLIACIÓN))




Fuente: Europa Press