MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) –

El candidato republicano a la carrera por la gobernatura del estado estadounidense de Nevada, Joe Lombardo, ha derrotado al actual gobernador demócrata Steve Sisolak tras tres días de escrutinio, siendo este el primer puesto de gobernador que arrebatan los republicanos en las elecciones de medio mandato.

En un comunicado difundido en su redes sociales, el demócrata Sisolak ha admitido la victoria del candidato republicano a pesar de que aún queda un siete por ciento de los votos por contar, detallando que su candidatura se quedará a punto porcentual de distancia para la victoria.

«Servirles como gobernador durante los últimos cuatro años ha sido el honor de mi vida. Gracias a todos los que creyeron en nosotros y dieron todo de sí. Es importante que ahora nos unamos para seguir haciendo avanzar al estado», ha expresado el hasta ahora gobernador de Nevada en la misiva.

«Mientras siguen llegando votos –y necesitamos que se cuenten todos los votos y se escuchen todas las voces– parece que caeremos un punto porcentual más o menos de ganar. Evidentemente ese no es el
el resultado que quiero, pero creo en nuestro sistema electoral, en la democracia y en honrar la voluntad de votantes de Nevada», ha aseverado Sisolak.

El conteo de los votos en el estado de Nevada se ha prolongado hasta altas horas de la noche del viernes, sumando casi 72 horas desde que cerraron los colegios electorales el martes.

Este retraso en conocer los resultados se debe a que los comicios en el estado de Nevada –uno de los tres estados donde aún no se conoce quién ganará la carrera por el Senado– están muy reñidos, además de que recientemente se cambió a un nuevo sistema de voto por correo que ha retrasado aún más el escrutinio.

Con todo y hasta este momento, en estas elecciones de medio mandato el Partido Republicano no había sido capaz de arrebatarle ninguna gobernatura a los demócratas. Mientras, el Partido Demócrata ha sido capaz de hacerse con las gobernaturas de Massachusetts y Maryland, que antes estaban en manos republicanas.

Fuente: Europa Press