MADRID, 13 Ene. (EUROPA PRESS) –

El Parlamento de Francia ha votado en la noche de este miércoles el principal artículo del proyecto de ley que transforma el pase sanitario en uno de vacunación tras aplicar varios cambios que han provocado el rechazo de la oposición.

El artículo clave del proyecto de ley, que ha contado con 242 votos a favor, 69 en contra y 26 abstenciones, contempla que solo podrá imponerse el pase de vacunación si el número de hospitalizaciones supera los 10.000 a nivel nacional, desapareciendo automáticamente por debajo de ese umbral, tal y como recoge ‘Le Parisien’.

Además, el pase de vacunación se aplicará por debajo de este umbral en los departamentos en los que la tasa de vacunación sea inferior al 80 por ciento o si hay una alta tasa de incidencia del virus.

Sobre esto el secretario de Estado para la Infancia, Adrien Taquet consideró que «no es deseable establecer criterios cuantificados en la ley», ya que la epidemia «cambia de naturaleza regularmente».

El Parlamento francés planea limitar la posibilidad de exigir la presentación de un pase de vacunación a personas mayores de 18 años, mientras que los menores de 12 a 17 años seguirían sujetos a la obligación de presentarlo. También votaron a favor de la autorización monoparental para la vacunación de los niños de entre cinco a once años.

Asimismo, se ha eliminado la posibilidad de que los propietarios de lugares públicos, como bares, cafeterías y restaurantes, verifiquen la identidad del propietario del pase de vacunación para evitar fraudes.

Los cambios realizados al proyecto de ley se discutirán en una comisión conjunta en la tarde de este jueves hasta que la totalidad de los artículos se voten.

Se esperaba que el proyecto de ley fuera aprobado a primeros de enero –4 de enero– para pasar por el Senado al día siguiente, con la consecuente entrada en vigor el día 15 de enero. El debate fue suspendido dos veces debido a la negativa de una amplia parte de los diputados, que se negaron a continuar con la sesión y votaron para suspenderla.

«El objetivo del pase de vacunación es salvar vidas y proteger nuestros hospitales. Es una medida de compostura, de responsabilidad, digna de un país que nunca se ha rendido. Debemos hacer frente a nuestros enemigos, las variantes delta y ómicron, mientras protegemos a los franceses», dijo por aquel entonces el ministro de Sanidad francés, Olivier Véran.

Fuente: Europa Press