ALMERÍA, 21 May. (EUROPA PRESS) –

El kiosco bar ubicado en la Plaza de España de Almería que fue precintado por la Policía Local el primer lunes de la fase 1 de desescalada en el barrio de Ciudad Jardín de Almería se enfrenta a una sanción económica de 2.400 euros por una falta «muy grave» –penalizada con hasta 3.000 euros de sanción– por haber retomado la actividad sin la correspondiente licencia, a pesar de que a los dos días regularizara su situación y volviera a abrir sus puertas.

Según ha indicado la concejal de Urbanismo e Infraestructuras del Ayuntamiento de Almería, Ana Martínez Labella, el expediente se encuentra en fase de alegaciones, por lo que habrá que esperar a las aportaciones de los propietarios del establecimiento antes de adoptar una decisión en materia disciplinaria, ya que la cuantía final podría rebajarse e incluso solucionarse sin sanción.

Fuentes de Urbanismo han indicado a Europa Press que, por el momento, tan solo hay constancia de dos actas de denuncia derivadas de una posible infracción urbanística por parte de la Policía Local desde que se retomó la actividad hostelera el pasado 11 de mayo, aunque en una de ellas se ha desistido dado que el local contaba con licencia en vigor de terraza. Así, deberá ser la Subdelegación de Gobierno la que resuelva si se produjo un incumplimiento de las normas en materia de distancia social.

En este sentido, durante un encuentro virtual con periodistas, Martínez Labella ha indicado que el Ayuntamiento se encuentra en «contacto permanente» con la Asociación de Hosteleros de Almería (Ashal) de cara a la previsible entrada en la fase 2 el próximo lunes aunque la situación de las terrazas «no va a cambiar sustancialmente» una vez que se ha flexibilizado la ampliación del espacio.

La edil ha indicado que los servicios municipales han detectado un «aluvión» de peticiones para la renovación de las licencias de terrazas una vez que el registro municipal volvió a estar operativo, especialmente porque es a partir de la primavera cuando muchos establecimientos deciden poner en marcha sus espacios al aire libre.

En este sentido, desde el Área se ha contabilizado 220 peticiones hasta este jueves, esto es, unas diez más ante la misma fecha el pasado año. No obstante, el Registro municipal no comenzó a recibir peticiones hasta el pasado 6 de abril tras el periodo de suspensión de actividad derivado de la crisis sanitaria; lo que ha obligado a la sección urbanística a redoblar esfuerzos.

Fuente: Europa Press