La ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, aseguró este martes que el Gobierno no descarta resucitar la tasa Google española si no se llega pronto a un acuerdo para instaurar este gravamen en la Unión Europea, pese a que en el documento programático que ha enviado el PSOE a Unida Podemos para un posible acuerdo de Gobierno no se contempla esa tasa nacional.

MÁS INFORMACIÓN

Los países de la UE no llegaron a un acuerdo el pasado mes de marzo para establecer ese impuesto que debía gravar la actividad de las compañías tecnológicas (Google, Apple, Facebook, Amazon y otras), uno de cuyos principales impulsores fue España, que confiaba ahora en que la OCDE adoptara esa iniciativa a lo largo de 2020. El Gobierno de Pedro Sánchez llego a señalar que aspiraba a recaudar 1.200 millones de euros anuales con su nuevo impuesto.

«El Gobierno no descarta actuar y abordar la implantación de esa tasa sobre determinados servicios digitales, pero ello no es incompatible con que sigamos apoyando e impulsando el que se logre un acuerdo en el ámbito europeo y en el ámbito mundial con una participación muy activa en el ámbito de la OCDE y del G-20 en este terreno», indicó Calviño.

Para Calviño, “resulta fundamental abordar un sistema fiscal que refleje dónde se produce el valor añadido», ya que «antes se producía en los bienes, pero ahora el valor añadido se deriva de los datos, de los ciudadanos».

El Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales (ISDI) estaba contemplado en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019 que tumbó el Congreso y cuyo rechazo propició la convocatoria de elecciones. Francia decidió poner en marca una tasa Google nacional levantando las suspicacias de la Administración Trump. España podría ahora seguir sus pasos.

Subasta 5G

Por otra parte, la titular de Economía anunció que tendrá liberado y adjudicado mediante subasta antes del 30 de junio de 2020 el espectro radioeléctrico que ocupará el 5G o quinta generación de telefonía móvil. La ministra no quiso cifrar el objetivo de recaudación que persigue el Ejecutivo español, a tenor de los fuertes ingresos que han obtenido otros Estados como el alemán, que acaba de recaudar 6.550 millones de euros. “No tenemos un objetivo recaudatorio porque el criterio es impulsar la innovación y la inversión”.

Para ello, Calviño anunció que próximamente el Ejecutivo aprobará las ayudas para que los canales de televisión, tanto públicos como privados, se muden a otras frecuencias con el objetivo de que queden libres para que las ocupen los servicios del 5G.

El Gobierno ya ha aprobado ayudas de 150 millones de euros para compensar a las comunidades de propietarios que se vean afectadas por los cambios que deberán realizar en las antenas de televisión debido al segundo dividendo digital, que obliga a resintonizar de nuevo la Televisión Digital Terrestre (TDT) para liberar espectro para el 5G.

La ministra, que inauguró el segundo congreso de la Asociación Española para la Digitalización (DigitalEs), indicó España está entre los países más preparados en infraestructuras tecnológicas, y enfatizó que la transformación digital será uno de los ejes de la política del nuevo Gobierno que confía que se constituya cuanto antes.

Fuente: El País