MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) –

El Gobierno no prevé aprobar de forma urgente la modificación del convenio bilateral de defensa con Estados Unidos, ya que antes la Administración norteamericana debe formalizar jurídicamente su voluntad de enviar dos nuevos destructores a la base naval de Rota (Cádiz).

Así lo han explicado fuentes gubernamentales, que han precisado que la llegada de los dos destructores a España no tendrá lugar de forma inminente. Entre otras cosas, antes deben acometerse obras en la base de Rota que ya están contempladas en los presupuestos de Estados Unidos.

Pero además, han explicado que el presidente norteamericano, Joe Biden, y el jefe del Ejecutivo español, Pedro Sánchez, formalizaron este martes en su reunión en el Palacio de la Moncloa el acuerdo político para hacer posible esa ampliación de la presencia militar americana.

Pero ahora ese pacto debe ser formalizado jurídicamente y Estados Unidos debe concretar los aspectos para la llegada de los dos nuevos destructores, que se sumarán a los cuatro que ya están de forma permanente en Rota desde los años 2014 y 2015.

MÁS URGENCIA CON SUECIA Y FINLANDIA

Lo que sí es más urgente, según el Gobierno, es la aprobación de la adhesión de Suecia y Finlandia a la OTAN tras el acuerdo alcanzado este martes con Turquía para desencallar las negociaciones y la previsión de formalizarlo el próximo martes en Bruselas.

Su incorporación a la Alianza Atlántica debe ahora ser ratificada por los Parlamentos de todos los países aliados, lo que España tiene intención de hacer en el menor plazo posible para facilitar su rápida adhesión.

Fuente: Europa Press