MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El Consejo de Ministros ha aprobado un acuerdo por el que prevé destinar 10.000 millones a un Plan de Medidas ante el Reto Demográfico que cuenta con 130 medidas repartidas en diez líneas de actuación en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia para hacer frente al reto demográfico y garantizar la igualdad en todo el territorio.

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha anunciado que la batería de medidas se ha aprobado en la Comisión Delegada para el Reto Demográfico y ha dicho que el Gobierno se ha «comprometido» a hacer un seguimiento de las acciones para abordar la cohesión territorial.

«Trabajar en la recuperación de la igualdad de oportunidades de los derechos de las personas en todo el territorio es clave», considera la vicepresidenta cuarta que ha precisado que existen 6.800 municipios con menos de 5.000 habitantes, muchos de ellos bajo el límite de 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado y concentran a 5,7 millones de personas.

El plan, según Ribera, se centra en la búsqueda de «justicia» en términos territoriales y de oportunidades para sus habitantes y justicia en términos generacionales, territoriales, de género y edad.

El paquete de propuestas organizado en diez líneas de actuación incluye mejoras de la conectividad, aprovechar la digitalización para el acceso a servicios y «servicios ambientales y de la custodia del territorio, además de políticas activas muy concretas en acceso a vivienda, movilidad, acceso a formas de energía modernas.

En concreto el plan de medidas contempla aspectos para la transición ecológica y digital, la igualdad de derechos y la perspectiva de género, entre otras líneas de acción prioritarias articuladas en 10 ejes de actuación. Ribera ha anunciado además una línea de colaboración con las universidades para activar a partir del próximo curso un programa de estancias formativas para estudiantes de últimos años de Grado y Formación Profesional, que les permitan hacer prácticas en entornos rurales.

La ministra ha destacado en la Comisión Delegada a la que ha asistido el conjunto de ministros y secretarios de Estado el «esfuerzo» realizado desde todos los departamentos ministeriales para impulsar una fuerte acción coordinada y orientada a impulsar nuestra cohesión territorial con la participación social activa de los actores locales».

La iniciativa «transversal» estará alineada con la Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico y con el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia para establecer una agenda efectiva de igualdad y cohesión territorial que incorpore a los pequeños municipios en una recuperación verde, digital, inclusiva y con perspectiva de género.

Los objetivos buscan mejorar la vertebración territorial de España, eliminar la brecha urbano-rural e impulsar actuaciones sobre el territorio para reactivar las zonas más afectadas por las urgencias del reto demográfico.

Las actuaciones se pondrán en marcha este año y se extenderán hasta 2023 y podrá ir incorporando nuevas propuestas de intervención.

En materia de género, Ribera ha manifestado que el plan quiere que las mujeres y los jóvenes del mundo rural tengan respuestas. «Queremos construir una España diferente, un modelo de sociedad y de territorio en el que, a la vez que se crece, se corrigen desigualdades y se crean oportunidades», ha subrayado.

Por ejemplo, para los cuatro ejes del Plan de Recuperación, la transición ecológica y la digitalización y plena conectividad del territorio componen dos de los ejes de actuación prioritaria del Plan de Medidas, con casi 30 políticas activas destinadas a incorporar a los pequeños municipios a la hoja de ruta del modelo de transición verde y digital.

El plan identifica la igualdad de derechos como otra de sus líneas prioritarias y contará con una amplia batería de medidas efectivas orientadas al refuerzo de los servicios públicos, la mejora del bienestar social, el impulso de la economía de los cuidados y la puesta en marcha de una agenda social que sitúe a mujeres y jóvenes en el centro de las políticas de igualdad.

TRANSICIÓN ECOLÓGICA, DIGITAL, CON MUJERES Y JÓVENES

En concreto, el plan incluye 130 medidas en diez ejes. Para el impulso de la transición ecológica: el plan de medidas contempla el impulso de comunidades sostenibles, innovadoras y resilientes a través de la transición energética, el fomento de la bioeconomía y la conservación de la biodiversidad para contribuir a la generación de oportunidades y a una mayor calidad de vida de la población.

De cara a la transición digital y la plena conectividad se fomentará el desarrollo de la banda ancha ultrarrápida y el despliegue del 5G en todo el territorio y se ofrecerá capacitación digital a la población.

Para el desarrollo y la innovación en el territorio se identificará el talento local para generar nueva actividad económica sobre el territorio y desarrollar inteligencia territorial con la creación de ‘smart cities’ y una red de centros de innovación territorial.

La cuarta línea de acuñación busca impulsar el turismo sostenible y la quinta favorecer con «especial atención» el papel de las mujeres en el territorio para garantizar la igualdad de derechos y oportunidades y reducir la brecha de género.

Por otro lado, se implantarán medidas para fomentar el emprendimiento, especialmente el de mujeres y jóvenes y se reforzarán, asimismo, los servicios públicos, al tiempo que se impulsará la descentralización. De cara a garantizar el bienestar social y la economía de los cuidados en las áreas «demográficamente desfavorecidas» se dará especial atención a las necesidades derivadas del envejecimiento de la población rural.

Por otro lado, se fomentará la actividad cultural en las zonas rurales y la protección de su patrimonio histórico-artístico y se aplicará la perspectiva demográfica a las convocatorias del 1,5% Cultural.

La décima línea busca acometer reformas normativas e institucionales para abordar el reto demográfico y aplicar la perspectiva demográfica en la toma de decisiones administrativas.

El diagnóstico del plan identifica problemas como la masculinización del territorio, la falta de oportunidades para las mujeres en el medio rural, la carga femenina en materia de economía de los cuidados y la violencia de género como elementos de intervención prioritaria.

Según el Gobierno, el documento pone a los jóvenes «en el centro de su acción» para garantizar el acceso a centros educativos, fomentar la formación de talento y generar oportunidades de empleo capaces de retener y atraer a ese talento a entornos rurales, así como de fomentar el emprendimiento e impulsar la actividad económica sobre el territorio.

En la manifestación de interés lanzada por la Secretaría General de Reto Demográfico recibió más de 4.200 iniciativas, más del 60 por ciento procedentes de pequeños ayuntamientos.

Fuente: Europa Press