MADRID, 2 Oct. (EUROPA PRESS) –

El directo de la Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Mariano Grossi, ha transmitido este sábado que está en contacto con las autoridades pertinentes «buscando activamente» aclaraciones sobre la detención del director general de la planta de energía nuclear de Zaporiyia, Ihor Murashov.

Grossi ha afirmado que espera una resolución «rápida y satisfactoria» de este asunto que tiene un impacto «muy significativo» en al menos dos de los siete pilares indispensables de seguridad y protección nuclear esbozados al inicio del conflicto en Ucrania, según un comunicado oficial de la OIEA.

«La detención de cualquier miembro del personal de la planta es una gran fuente de preocupación en sí misma, también por su impacto psicológico y la presión que pone sobre el resto de los empleados, lo que resulta perjudicial para la seguridad nuclear», ha señalado.

Además, advierte de que la detención de Murashov tiene un impacto «inmediato y grave» en la toma de decisiones para garantizar la seguridad de la planta, ya que es el encargado de velar por que se cumplan todos los procedimientos y activar la respuesta a cualquier emergencia nuclear.

También ha expresado que tiene la esperanza de que Murashov regrese con su familia «de manera segura y rápida» y pueda reanudar sus importantes funciones en la planta.

Los expertos del OIEA presentes en la central de Zaporiyia han informado este sábado de varias explosiones en las inmediaciones de la central, al igual que las anteriores registradas esta semana, se cree que fueron causadas por minas terrestres.

Grossi ha manifestado que persiste en sus esfuerzos para acordar implementar una zona de seguridad y protección nuclear alrededor de la planta de Zaporiyia lo antes posible, para lo que se espera que viaje a Kiev y Moscú la próxima semana.

Fuente: Europa Press