Sostiene que es «inocente» pero deja su acta «cumpliendo lo que dictaminan los estatutos» de su formación

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

El diputado de Unidas Podemos en el Congreso Miguel Ángel Bustamante, que ha sido denunciado por su mujer por presunta violencia de género, ha anunciado este lunes que renuncia a su escaño, asegurando que es «inocente» y que la demanda contra él es «falsa».

Así lo ha avanzado el parlamentario por Sevilla, que milita en IU, en redes sociales mediante un breve comunicado para recalcar que deja su acta de diputado cumpliendo lo que dictaminan los estatutos de su formación.

Bustamante ha recalcado que ha comprobado que existe una demanda contra él de su aún pareja, algo que solo tuvo conocimiento el viernes a través de los medios, y que es una situación que afecta a su vida personal.

No obstante y cumpliendo con los estatutos de la formación, fuerza por la que fue elegido diputado en el Congreso, dimite de su condición de diputado, reiterando que «es inocente» y que «todas las acusaciones contra él son falsas». Finalmente, ha querido agradecer las «muchísimas muestras de apoyo y de confianza total» en él que le han llegado durante los últimos días.

Los estatutos de la formación exponen que no se aceptará la afiliación de personas implicadas en violencia de género. En el apartado disciplinario, se considera falta «muy grave» la comisión de actos que impliquen violencia contra la mujer.

De hecho, Bustamante se encontraba cautelarmente suspendido de militancia e IU le había solicitado que aportara información, tanto de carácter personal como jurídica, de cara a valorar si adoptaba más medidas, entre las que podía darse la posibilidad de solicitarle el acta de diputado.

EL SIGUIENTE EN LA LISTA ES UN MIEMBRO DE PODEMOS

Bustamante tomó posesión como diputado por Sevilla en junio del año pasado, en sustitución de María Márquez que dejó su puesto por motivos personales y hasta la fecha era portavoz de la Comisión de Política Territorial en la cámara, así como portavoz adjunto del grupo en la de Industria, Comercio y Turismo.

Con su renuncia, la Junta Electoral procederá a expedir la credencial como parlamentaria al siguiente en la candidatura de Unidas Podemos por dicha circunscripción, que en este caso corresponderá a Ezequiel García Nieto, que es miembro de Podemos, y en caso de declinar recoger el escaño la siguiente es Raquel Mercedes, también de la formación morada.

El pasado viernes la dirección de IU decidió suspender de militancia de forma inmediata a Bustamante ante la gravedad de las informaciones sobre la demanda por presuntos malos tratos.

El secretario de Organización de IU, Ismael González, explicó que la dirección de IU acordó por unanimidad esta medida, durante una reunión extraordinaria el viernes, en virtud del artículo 28 de las normas internas de la formación, que le faculta a tomar medidas cautelares en caso de tener conocimientos de hechos susceptibles de apertura de expediente por infracción muy grave.

TS PIDE AL JUZGADO DECIDIR SOBRE LA ORDEN DE PROTECCIÓN DE LA MUJER

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) explicaron que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Écija recibió la semana pasada un atestado de la Policía Nacional en el que se acompaña una denuncia contra el diputado por parte de su pareja por un presunto delito de malos tratos y otros».

Una vez recibida la denuncia, abunda el TSJA, el Juzgado incoó diligencias previas y dio traslado a la Fiscalía para que informara sobre la competencia para investigar los hechos, dada la condición de aforado del denunciado al ser diputado en el Congreso. En este sentido, el Ministerio Público emitió un informe favorable a la inhibición al Tribunal Supremo, tras lo que la juez dictó un nuevo auto acordando dicha inhibición.

Precisamente hoy el alto tribunal ha reclamado al juzgado de instrucción que decida, a la mayor brevedad, sobre la orden de protección que pidió la pareja del diputado, al denunciarlo por maltrato habitual.

El viernes, Bustamante se defendió de las acusaciones de violencia de género a su mujer y negó «totalmente» haber cometido malos tratos, al aseverar que «no he pegado un puñetazo en su vida».

Al respecto, relató que se encontraba en un proceso civil de divorcio y recalcaba que la denuncia estaba relacionada con ese procedimiento de separación. Por tanto, confiaba en que la denuncia se resolviera pronto y se hiciera justicia, además de reconocer que en el plano personal se encontraba «muy afectado».




Fuente: Europa Press