Neoenergia, la filial brasileña de Iberdrola, obtuvo un beneficio neto de 2.229 millones de reales brasileños (unos 475 millones de euros) en 2019, lo que representa un incremento del 45% con respecto al ejercicio anterior, según informó la compañía. Los ingresos de la energética brasileña, del que la compañía española es su principal accionista, alcanzaron los 27.623 millones de reales brasileños (unos 5.889 millones de euros) el año pasado, con un incremento del 9,4% frente a 2018. El resultado bruto de explotación (ebitda) de Neoenergia se situó en los 5.719,4 millones de reales brasileños (unos 1.219,4 millones de euros) a cierre de 2019, con un crecimiento del 25,6%.

MÁS INFORMACIÓN

El consejero delegado de la filial de Iberdrola, Mario Ruiz-Tagle, destacó que el año 2019 fue «muy positivo para Neoenergia», ya que, además de lograr «los mejores resultados financieros de su historia», se lanzaron con éxito las acciones de la compañía en la Bolsa de Sao Paulo, alcanzando una revalorización de casi el 60% en seis meses.

Las inversiones de Neoenergia en 2019 ascendieron a unos 936 millones de euros, de los cuales unos 703 millones de euros se destinaron a distribución y 127 millones a transmisión. El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, se comprometió en mayo del año pasado a invertir 6.500 millones de euros en el país latino a lo largo de cinco años. El anuncio se hizo durante la inauguración de la hidroeléctrica de Neoenergía en el Bajo Iguazú, que se construyó junto a la firma estatal Copel. El objetivo de esta inversión reside en mejorar el sistema eléctrico de Brasil dentro de los parámetros de la lucha contra el cambio climático. 

En renovables, destacaron los 38,3 millones de euros en hidroeléctrica y los 30 millones de euros destinados a proyectos en implementación en eólica. El grupo está desarrollando además los proyectos eólicos de Oitis (566,5 MW) y Chafariz (471,2 MW). Además, en 2019 culminó el megaproyecto hidroeléctrico del Bajo Iguazú, junto al río homónimo situado en la frontera con Paraguay, de 350 MW, y que aprovecha el caudal de las icónicas cataratas, consideradas una de las siete maravillas naturales del mundo. 

En 2019, Neoenergia también incrementó un 4% la energía inyectada en el mercado por sus distribuidoras (Coelba, Celpe, Cosern y Elektro) y alcanzó los 14 millones de clientes.

Fuente: El País