El Banco Santander ha alertado de un intento de estafa que afectaría a sus clientes. Mediante el envío de correos electrónicos, la entidad ha dado la voz de alarma sobre un grupo de timadores que contactan con sus objetivos telefónicamente haciéndose pasar por trabajadores del servicio técnico.

Una vez que consiguen que el cliente del Santander responda a la llamada, alertan al mismo de que uno de sus dispositivos «está en riesgo» y que es necesario «actualizarlo inmediatamente».

En realidad, lo que los timadores pretenden conseguir es que el afectado instale una aplicación en su teléfono móvil mediante la cual conseguirían acceso remoto al terminal, quedando este completamente en manos de los delincuentes.

Desde el banco recomiendan sospechar de cualquier llamada del «equipo técnico del Santander» que se realice sin haberlo solicitado y no hacer caso de lo que se diga en el supuesto de recibirla. Asimismo, aconsejan ponerse en contacto con ellos para que la compañía proceda a comprobar el fraude. 

Fuente: Cinco Días