Aboga por valorar la introducción de «mecanismos automáticos de ajuste» que adapten algunos parámetros del sistema a los cambios

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) –

El director general de Economía y Estadística del Banco de España, Ángel Gavilán, considera que es «probable» que se requieran nuevas actuaciones para hacer frente a los incrementos del gasto en pensiones que se derivarán del envejecimiento poblacional y ha instado a dotar al sistema de una mayor transparencia y previsibilidad, con objeto de ofrecer certidumbre a los ciudadanos y de facilitar su toma de decisiones.

«El mayor gasto futuro en pensiones asociado a la derogación del Índice de Revalorización de las Pensiones y el Factor de Sostenibilidad no ha sido compensado aún en su totalidad por las nuevas medidas introducidas recientemente», ha advertido el director general de Economía en una conferencia en el II Foro de Envejecimiento, titulada ‘Algunos retos y oportunidades asociados al envejecimiento’.

Entre las nuevas actuaciones de cara al futuro, Gavilán cree que convendría reforzar el vínculo entre las contribuciones realizadas y las prestaciones recibidas, asegurando un nivel suficiente para los hogares más vulnerables. Además, aboga por que se analicen las consecuencias redistributivas y en términos de equidad intergeneracional de las reformas planteadas futuras.

También considera que podría ser conveniente valorar la introducción de mecanismos automáticos de ajuste que adapten algunos parámetros del sistema a los cambios que se produzcan en las dinámicas demográficas y económicas.

Según Gavilán, abordar los numerosos retos que plantea el cambio demográfico exige una actuación decidida en múltiples ámbitos. Por ejemplo, cree que sería conveniente analizar y abordar las razones de la baja tasa de fecundidad en España; adecuar la política migratoria a las necesidades cambiantes del mercado de trabajo; mitigar el deterioro que se produce en la empleabilidad de los trabajadores a medida que envejecen e impulsar unas condiciones laborales más flexibles.

Y es que, en el contexto actual, Gavilán ha advertido de que las habilidades cognitivas necesarias para el uso de las nuevas tecnologías están menos presentes en los trabajadores de más edad.

Por ello, ha insistido en que, dado este «ciclo vital de habilidades», es fundamental impulsar la formación y favorecer la reasignación de tareas y formas de trabajo más flexibles, así como mejorar los conocimientos digitales de los mayores -sobre todo con educación baja-. «Es crucial tanto para su empleabilidad como para su día a día», ha reiterado.

«EL PROBLEMA ESTÁ EN LA CAÍDA DE LA NATALIDAD»

En España, la esperanza de vida al nacer ha crecido en dos años por cada década desde 1975, al tiempo que la natalidad se ha desplomado. En ambas dimensiones –elevada esperanza de vida y baja natalidad–, España destaca entre los países de la OCDE y en los próximos años, el país experimentará el aumento de la tasa de dependencia más acusado en la Unión Europea, según Eurostat.

«Los retos que plantea el envejecimiento poblacional son, en realidad, una oportunidad: España cuenta con una situación de partida privilegiada para competir en la provisión de bienes y servicios destinados a los tramos de edad avanzados», ha apuntado Gavilán.

Fuente: Europa Press