JAÉN, 14 Jul. (EUROPA PRESS) –

El Ayuntamiento de Jaén ha pedido colaboración a la Junta de Andalucía y a la Subdelegación del Gobierno en el marco de sus competencias para poner en marcha estos días un dispositivo que ayude al trabajo que corresponde al Consistorio de control y sanción de vertidos de residuos incontrolados que tras el confinamiento se han detectado en distintos puntos de la capital, especialmente zonas residenciales y parques empresariales.

El alcalde, Julio Millán, se ha reunido con la Subdelegada y la Delegada del Gobierno, Catalina Madueño y Maribel Lozano, respectivamente además de con concejales y delegados territoriales responsables de las áreas de Medio Ambiente, Seguridad Ciudadana y Servicios Públicos. En esta reunión han estado también presentes los responsables de la Policía Local, Guardia Civil, Policía Autonómica y Agentes de Medio Ambiente, que en el marco de sus limitadas competencias en el entorno urbano realizarán un apoyo puntual al Consistorio.

El regidor ha destacado la existencia de comportamientos incívicos por parte de la población con vertidos de residuos de construcción y demolición en distintos focos incontrolados en Jaén o el depósito incorrecto de basura fuera de contenedores, con restos de enseres depositados en recipientes no aptos para ello. Son elementos que no se transportan al punto limpio fijo ni se contacta para la recogida concertada con el punto limpio móvil que dispone incluso del servicio puerta a puerta con teléfono gratuito (900104671).

«El objetivo es el control de estas zonas en el entorno de Jaén para evitar conductas que inciden muy negativamente en la imagen de la ciudad, dicen poco como vecinos de quienes las hacen y además ahora pueden salir caras», ha dicho Millán. No en vano, desde que se levantase el confinamiento han sido una decena de actas las levantadas por la Policía Local por este motivo. Las sanciones pueden llegar a los 750 euros.

«Tenemos que impulsar acciones de control y sanción porque hay muchas personas que no respetan con su comportamiento al resto de vecinos y vecinas, y para evitar las instantáneas que vemos de puntos como nuestros Puentes», ha dicho Millán refiriéndose a las zonas residenciales.

Además del control por parte de las autoridades de estas prácticas que «causan un daño ambiental considerable», el alcalde ha destacado «la necesidad de concienciar a la población de que la mejor imagen del lugar donde viven no es la que se está dando en estos momentos». Por este motivo, el Ayuntamiento también realizará campañas de sensibilización sobre el correcto reciclaje de residuos.

Fuente: Europa Press