/, Actualidad Económica, EL PAÍS/El atentado en Barcelona golpea al sector turístico en pleno debate sobre sus límites

El atentado en Barcelona golpea al sector turístico en pleno debate sobre sus límites

El sector turístico español expresa su solidaridad con las víctimas de los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils y su repulsa por los ataques, que se han cobrado la vida de 14 personas. Al tiempo, espera que tengan el menor impacto posible en la industria turística, que experimenta un auge sin precedentes en los últimos años, hasta el punto de que, pese a su enorme aportación económica, comienza a ser percibido como un problema en algunos puntos especialmente masificados. Expertos y profesionales del sector sostienen que este tipo de atentados suelen tener un impacto indiscutible en el turismo, aunque en el caso de Barcelona en particular lo contrapesan con la rápida y eficaz respuesta de las fuerzas de seguridad y la solidaridad demostrada por la sociedad, que ayer dejó de lado todo debate sobre el exceso de turismo para dar apoyo a los afectados.

MÁS INFORMACIÓN

El atentado en Barcelona se ha producido en un momento en el que el turismo, que bate récords en España -se esperan más de 80 millones de visitantes en 2017-, es objeto de debate, de contraposición entre sus beneficios económicos y los problemas que ocasiona. Masificación de algunos puntos, que deriva en lo que se ha dado en llamar turismofobia, expulsión de los vecinos de las zonas más céntricas, gentrificación, problemas de alojamiento de trabajadores por la proliferación de apartamentos turísticos, agotamiento de recursos… Problemas como estos han convertido al turismo en la preocupación número uno de los vecinos de Barcelona. De hecho, la llamada turismofobia ha echado raíz en la ciudad y este verano se han producido actos de vandalismo contra autobuses y otros objetivos turísticos por parte de activistas radicales vinculados al grupo anticapitalista CUP. Cataluña recibió en 2016 18,1 millones de turistas extranjeros, a los que se suman otros cinco del resto de España. De ellos, Barcelona y su entorno acumularon 12,5 millones.

“Barcelona es un modelo de éxito turístico. Y uno de los motivos, que hay muchos, ha sido su seguridad. Pero esto nos ha demostrado de nuevo que no hay ningún sitio seguro en el mundo, porque solo necesitan una furgoneta”, ha señalado Ricard Santomà, decano de la Facultad de Turismo Sant Ignasi, de la Universidad Ramón Llull. “Es muy posible que haya efecto en el número de turistas a corto plazo, lo hemos visto en ciudades como París”, que en 2016 perdió 1,5 millones de turistas y 1.300 millones de euros por los atentados del año anterior, según las autoridades francesas. Entrar en la lista de ciudades que han soportado atentados en los últimos años, como París, Niza o Londres, sostiene, no es positivo para Barcelona y su marca.

“Somos conscientes de que entrar en esa lamentable y terrible lista es un mazazo”, coincide Jordi Clos, presidente del Gremi de Hotels de Barcelona. “Evidentemente, en el futuro, habrá una reacción de caída de reservas, seguro”, ha afirmado a este periódico. Por lo pronto, Clos tiene ya constancia de cancelaciones, sobre todo de gente que está cerca, “en Reino Unido o Francia, que iba a venir a Barcelona este fin de semana”. A futuro, considera “muy difícil” hacer una estimación del impacto que puedan tener los atentados, aunque está convencido de que será menor que en París.

Una persona deja una rosa en La Rambla el día siguiente al atentado.Una persona deja una rosa en La Rambla el día siguiente al atentado. AFP

Discrepan de este mal augurio las agencias de viajes. Rafael Gallego, presidente de la Confederación Española de Agencias de Viaje, ha expresado en una nota su convencimiento de que “el número de visitantes no se verá afectado por lo sucedido a corto plazo” en Barcelona. Sostiene que la mayoría de turistas que visitan la ciudad son europeos, “que desgraciadamente ya conocen la situación y los riesgos de desplazarse lejos de sus ciudades”. “Es un riesgo con el que venimos conviviendo desde hace ya algunos años y, por este motivo, no se va a ver afectada la imagen de Barcelona, ni de España ni de Europa”, opina. Por su parte, el presidente de la Asociación Corporativa de Agencias de Viajes Especializadas (ACAVE), Martí Sarrate, cree que “no se perderán turistas por los atentados, la gente que tiene planificadas sus vacaciones no cambia así como así su decisión y continuará viniendo”, ha declarado a EFE, añadiendo que no le constan cancelaciones.

Solidaridad

Santomà, en todo caso, recuerda que no solo el atentado se graba en la retina de los posibles turistas: “La reacción de las fuerzas de seguridad fue espectacular: se acordonó la zona, se mantuvo a la población informada con un despliegue impresionante en redes sociales y se evitó un desastre mayor en Cambrils solo pocas horas después…”, repasa. “Y a esto se suma la reacción de la ciudad, todavía más ejemplar: los hoteleros ofrecieron alojamiento gratis a los afectados, los taxistas se activaron inmediatamente para trasladar gente, los ciudadanos se volcaron… Barcelona ha demostrado que es una ciudad preparada y que sabe reaccionar y acoger”, valora. Ahora, considera, lo importante es que el sector turístico mantenga la calma. “España debe ser un destino turístico todavía más seguro”, recomienda.

La playa de Cambrils, horas después del atentado.La playa de Cambrils, horas después del atentado. Getty Images

Clos también ha destacado la respuesta de los profesionales hoteleros en el apoyo a las víctimas y afectados. “Me siento orgullosísimo de la cobertura extraordinaria” brindada a los turistas que se encontraban en las inmediaciones del lugar del atentado. Ha citado el caso de un hotel que tenía prevista su inauguración la semana que viene y ayer abrió sus puertas y ofreció gratuitamente 120 habitaciones o los de hoteles de la zona que “ofrecieron durante horas cobijo, comida y atención de todo tipo”.

También destaca este aspecto, José Luis Zoreda, presidente del lobby turístico Exceltur. Rechazando hacer valoraciones económicas o mercantiles tras los atentados y, en conversación telefónica con este periódico, ha expresado la “repulsa y repudio”, suya y de su asociación, al terrorismo, así como su solidaridad con las víctimas y su “satisfacción y orgullo” ante la respuesta “solidaria” de la sociedad española, el trabajo de las fuerzas de seguridad y la actuación de las instituciones políticas. Un ejemplo de unidad, ha dicho, que espera que vaya más allá en el futuro “ante otros desafíos económicos o sociales”.

En lo que concierne al sector turístico, ha expresado su deseo de que los atentados y el hecho de que buena parte de sus víctimas sean turistas hagan que se perciba “un renovado sentimiento de acogida al turista y al turismo como actividad económica”. Finalmente, ha expresado la disposición de su asociación para “ayudar” en lo que sea necesario, desde facilitar alojamiento a los afectados o familiares hasta ofrecer a las fuerzas de seguridad toda la información de que Exceltur o sus empresas asociadas pudiesen disponer.

También se han puesto a disposición de los afectados y las autoridades las agencias de viajes españolas. La CEAV sostiene en su nota que está suministrando “información actualizada y detallada al resto de asociaciones de turismo europeas que así lo están demandando” de la “situación real” de la ciudad tras el atentado y ofreciendo su ayuda a aquellos ciudadanos y turistas que necesiten apoyo de una agencia de viajes para desplazarse o salir de Barcelona y de Cambrils. En declaraciones a Europa Press Gallego ha añadido que también informan e la situación a aquellos clientes que tienen previsto visitar Barcelona en fechas cercanas.

Fuente: El País

By | 2017-08-18T21:52:58+00:00 agosto 18th, 2017|Actualidad de Empresas, Actualidad Económica, EL PAÍS|Comentarios desactivados en El atentado en Barcelona golpea al sector turístico en pleno debate sobre sus límites