MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) –

El asesino del ex primer ministro de Japón Shinzo Abe ha confesado que atentó contra el exmandatario al entender que mantenía vínculos con una organización que el agresor repudiaba, según ha hecho saber este viernes la Policía japonesa en su primera rueda de prensa tras la muerte de Abe, y en la que no ha proporcionado detalles sobre el grupo en cuestión.

La Policía de Nara ha confirmado el nombre y la edad del tirador, identificado definitivamente como Tetsuya Yamagami, de 41 años y procedente de la localidad de Nara. Yamagami ha confesado su autoría del crimen.

«Yamagami odiaba a cierto grupo y asumió que Abe tenía una conexión con este grupo», según un portavoz policial, sin dar más detalles a este respecto.

La Policía ha confirmado que Yamagami fabricó él mismo el arma que acabó con la vida de Abe, una escopeta de dos cañones, y que las fuerzas de seguridad han encontrado en su domicilio varias armas de fabricación casera parecidas a la empleada en el ataque.

Por último, la investigación sobre los disparos arroja de momento que el primero de los dos cartuchos de la escopeta no impactó en Abe, que se dio la vuelta para identificar el origen de la detonación, solo para acabar recibiendo de frente el segundo disparo en el pecho y en el cuello, según la rueda de prensa recogida por la corresponsalía del ‘Washington Post’.

Fuente: Europa Press