MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) –

El autor del asesinato del ex primer ministro de Japón Shinzo Abe había señalado al político por fomentar a un grupo religioso que acabó arruinando a su madre por el exceso de donativos que ella les entregaba, según han informado este sábado fuentes próximas a la investigación a la agencia oficial de noticias japonesa Kyodo.

Tetsuya Yamagami, de 41 años, ha confesado que su primera intención era la de matar al líder de ese grupo, cuyo nombre no ha sido especificado, bajo la falsa suposición de que estaba acompañando al ex primer ministro durante el discurso que estaba dando en la ciudad de Nara en el momento que Yamagami perpetró el ataque.

Yamagami ha reconocido que había visitado repetidamente otros lugares donde Abe había pronunciado discursos de campaña antes de las elecciones de este próximo domingo a la Cámara de Consejeros, la cámara baja de la Dieta japonesa.

El acusado ha puntualizado, según las mismas fuentes, que en ningún momento atacó a Abe por sus creencias políticas, frente a las primeras informaciones que apuntaban a que el ex primer ministro fue asesinado por un individuo contrario a sus ideas conservadoras y nacionalistas.

Fuente: Europa Press