La antigua HomeAway (ahora Vrbo), filial de Expedia, volvió a registrar números rojos en España durante 2018. En concretó se anotó unas pérdidas de 849.000 euros frente a los 802.000 euros de beneficios que obtuvo en 2017. Todo ello pese a que la facturación creció un 16,3% de 26,3 a 30,6 millones y a que la factura fiscal por el impuesto de sociedades (que grava los beneficios empresariales) se redujo un 41% desde los 548.879 a 325.537 euros.

La principal razón que justifica las pérdidas es el fuerte crecimiento de la plantilla. Al cierre de 2017, el número medio de empleados se situó en 244 personas, de los que 170 eran mujeres y 143 eran hombres. El departamento más numeroso era el de atención al cliente, con 132 personas, un 54% del total. Doce meses después la cifra creció hasta los 364 empleados, lo que supone un aumento de 120 trabajadores. El mayor incremento se produjo en atención al cliente, donde se incorporaron 40 trabajadores, y soporte de televenta, con otros 27 empleados más. Especialmente significativo fue el fuerte crecimiento de la cúpula directiva, que pasó de 23 a 33 trabajadores, lo que supuso un alza del 44%. Sumando todas las incorporaciones, el gasto de personal se disparó un 44% hasta los 18,4 millones frente a los 12,5 millones de 2017 (5,8 millones más en términos absolutos). Una parte sustancial de ese incremento (4,3 millones) correspondió al incremento de los salarios. En total, Vrbo pagó 14 millones de euros en costes salariales (nóminas, opciones sobre acciones e indemnizaciones) y otros 4,4 millones en cotizaciones sociales, cuando un año antes abonó 2,7 millones.

La distribución geográfica del negocio también ha sufrido importantes cambios a raíz del cambio de matriz. El negocio dirigido anteriormente desde España depende desde el año pasado de VRBO Netherlands, lo que ha provocado que la facturación procedente de la Unión Europea se haya cuadruplicado desde 6,6 a 24,7 millones de euros, mientras que la de España se haya reducido a la mitdad, bajando de 8,3 a 4,1 millones.

Fuente: Cinco Días