BILBAO, 8 Nov. (EUROPA PRESS) –

La portavoz de EH Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua, ha considerado que aún se está «a tiempo» de lograr «un buen acuerdo» con el Gobierno central sobre los Presupuestos Generales del Estado (PGE). De hecho, ha precisado que hay «feeling» con el Ejecutivo en este sentido, si bien ha reiterado que «tendrá que ganarse los votos» de los diputados de la coalición vasca. Por su parte, no ve «ninguna razón» para no llegar a un acuerdo porque las propuestas de EH Bildu son «muy razonables» y, según ha precisado, no «mezclan» el tema de los presos.

En una entrevista concedida a Onda Vasca, recogida por Europa Press, Aizpurua ha explicado que, en este momento, «no hay acuerdo todavía» con el Gobierno de Pedro Sánchez sobre los presupuestos de 2022, si bien ha confiado en que se está «a tiempo» de poder llegar a «un buen acuerdo» y ha asegurado que EH Bildu tiene «toda la voluntad» para ello.

«Queda algún trecho para recorrer, hay que recorrerlo si quieren nuestro voto y el Gobierno tendrá que ganarse nuestros votos con un buen acuerdo en materias económicas y sociales», ha insistido la portavoz de EH Bildu, que ve el proyecto de cuentas presentado por el Ejecutivo «mejorable en muchos aspectos».

En todo caso, ha afirmado que no hay «ninguna razón» para no conseguir un acuerdo porque las propuestas de EH Bildu son «muy razonables» y van «en línea de la conquista de derechos sociales y económicos», por lo que un Gobierno que «se dice el más progresista de la historia» debería atenderlas.

«FEELING» EN EL GOBIERNO CON BILDU

Aizpurua considera que hay «voluntad, feeling» en el Ejecutivo, aunque no sabe si «por obligación o por convencimiento», si bien ha demandado que «de las palabras hay que pasar a los hechos». Según ha apuntado, «hasta que no vea que el acuerdo es real, no me voy a fiar de las buenas palabras y de la buena predisposición».

Por otro lado, la diputada vasca ha asegurado que EH Bildu no «mezcla» en esta negociación presupuestaria la situación de los presos de ETA.

De este modo, ha señalado que la coalición soberanista «desde el principio» ha planteado «la necesidad de que el tema de los presos tenga una solución», algo que ve «de pura lógica, de puro sentido común y de puro sentido democrático también». «Se acabó una situación de excepcionalidad y esa situación de excepcionalidad debe acabar también para los presos vascos», ha reclamado.

No obstante, ha reiterado que «ésa es la cuestión que planteamos siempre sobre la mesa, pero no lo ponemos como negociación en el tema de presupuestos». «No mezclamos los temas nosotros en absoluto», ha insistido.

«EL GOBIERNO VA RECULANDO»

Preguntada por las presiones que recibe el Gobierno de Sánchez por sus acuerdos con EH Bildu, Aizpurua ha advertido que «lo que a Pedro Sánchez le puede pasar factura política y electoral es que no cumpla sus compromisos» y no lleve «medidas políticas sociales y económicas que redunden en beneficio de las mayorías sociales y trabajadoras».

En esta línea, ha señalado que el Gobierno adoptó una serie de compromisos y el PSOE va «reculando en muchísimas cuestiones» y, a su entender, debería tomar conciencia de que, si sigue actuando así, va a ser «un perjuicio notable» para los socialistas porque «la gente no se va a fiar».

LOS PRESUPUESTOS VASCOS

En otro orden de cosas, ha criticado que el Gobierno Vasco, «asentado en una mayoría absoluta, se siente tan cómodo y tan seguro de sí mismo, que ni siquiera habla con la segunda fuerza política del país y no da margen para poder llegar a negociar» con EH Bildu en asuntos como los presupuestos vascos. En su opinión, «por mucha mayoría absoluta que tenga», el Gobierno no debería «desatender así la realidad social y política» de Euskadi.

Asimismo, ha apuntado que, aunque hay «desacuerdos en muchos planteamientos» entre PNV y EH Bildu porque ambas formaciones tienen «una agenda» que es «dispar», en lo que les une «debería ser relativamente fácil llegar a acuerdos».

Sin embargo, ha lamentado que el PNV tiene «tendencia a bailar los bailes de forma que da dos pasos adelante y tres para atrás», con lo que «al final siempre vamos para atrás» como, según ha criticado, sucedió con la Ponencia de Autogobierno y que evidencia «la sinceridad» de los jeltzales en este terreno.

Fuente: Europa Press