MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha firmado una orden ejecutiva por la que se prohíbe a personas y entidades estadounidenses cualquier inversión o comercio con las repúblicas secesionistas ucranianas de Donetsk y Lugansk en respuesta al reconocimiento de su independencia por parte de Rusia.

El decreto de Biden atribuye además al mandatario estadounidense la capacidad para «imponer sanciones a cualquier persona decidida a operar en las repúblicas prorrusas.

La Casa Blanca ha explicado tras publicar la orden ejecutiva que estas restricciones buscan «evitar que Rusia tenga oportunidad de beneficiarse de sus flagrantes violaciones del Derecho Internacional». «Estas medidas no están dirigidas al pueblo de Ucrania ni contra el Gobierno ucraniano», ha subrayado Washington.

En cambio, pretenden «apoyar a la gente inocente que vive en las autodenominadas RPD y RPD –República Popular de Donetsk y República Popular de Lugansk– que no han tenido voz ante las desestabilizadoras e ilegítimas acciones de hoy de Rusia». Por ello incluye seis licencias para permitir el comercio de alimentos, el funcionamiento de organizaciones humanitarias o la prestación de servicios como internet.

«Estas medidas son independientes y se sumarían a las medidas económicas rápidas y severas que hemos preparado en coordinación con los aliados y socios en caso de que Rusia invada Ucrania», ha señalado la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki.

Una fuente de la Casa Blanca ha deslizado este mismo lunes que podrían aprobarse más sanciones en respuesta a la decisión rusa el propio martes, según ha informado la cadena estadounidense CNN.

El presidente Biden ya se ha puesto en contacto con su homólogo ruso, Volodimir Zelenski, para hablar sobre el reconocimiento del presidente ruso, Vladimir Putin, de la independencia de las provincias ucranianas de Donetsk y Lugansk y para coordinar la respuesta a esta decisión.

Fuente: Europa Press