El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, y el presidente, Joe Biden, en primer plano.


El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, y el presidente, Joe Biden, en primer plano. – ROD LAMKEY / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

Sigue en directo la guerra en Ucrania

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) –

El Gobierno de Estados Unidos ha catalogado este miércoles de manera oficial como «crímenes de guerra» las acciones llevadas a cabo por las tropas rusas en Ucrania desde hace ahora un mes por la «violencia implacable», los «ataques indiscriminados» y otras «atrocidades» dirigidas «deliberadamente contra civiles».

«Desde que lanzó su guerra injusta y sin provocación alguna, el presidente ruso, Vladimir Putin, ha desatado una violencia implacable que ha causado muerte y destrucción en toda Ucrania», comienza el comunicado del secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken.

«En base en la información actualmente disponible, el Gobierno de Estados Unidos señala que miembros de las fuerzas rusas han cometido crímenes de guerra en Ucrania», ha remarcado Blinken, quien ha citado «numerosos informes» de ataques indiscriminados y dirigidos deliberadamente contra la población civil».

«Las fuerzas rusas han destruido apartamentos, escuelas, hospitales, infraestructuras críticas, vehículos civiles, centros comerciales y ambulancias, dejando miles inocentes muertos o heridos», ha enumerado Blinken, citando, por ejemplo, el bombardeo sobre un hospital de maternidad en Mariúpol y un teatro que servía de refugio en la misma ciudad. Ambos ataques han sido negados por Rusia.

«Las fuerzas de Putin han usado estas mismas tácticas en Grozny, Chechenia y Alepo, en Siria, donde intensificaron los bombardeos para doblegar la voluntad del pueblo. Su intento de hacerlo en Ucrania ha conmocionado nuevamente al mundo», ha asegurado el jefe de la diplomacia de la Casa Blanca.

«Cada día que las fuerzas de Rusia continúan con sus brutales ataques, aumenta el número de civiles inocentes asesinados y heridos, incluidos mujeres y niños. Hasta el 22 de marzo (…) Naciones Unidas ha confirmado oficialmente más de 2.500 bajas civiles, entre muertos y heridos, el número real es probablemente mayor», ha apuntado Blinken.

Por último, Blinken ha señalado que esta decisión de calificar como «crímenes de guerra» las acciones de las tropas rusas se basan en una «cuidadosa revisión de la información disponible de fuentes públicas y de Inteligencia» y que como cualquier presunto delito, serán los tribunales quienes determinen la culpabilidad o no.

«El Gobierno de Estados Unidos continuará rastreando los informes de crímenes de guerra y compartirá la información que recopile con sus aliados, socios e instituciones y organizaciones internacionales. Estamos comprometidos a buscar la rendición de cuentas utilizando todas las herramientas disponibles, incluidos los procesos penales», ha enfatizado para concluir.

Fuente: Europa Press