El serbio logra su cuarto título seguido en Londres y el 21º ‘Grand Slam’

   MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

   El tenista serbio Novak Djokovic ha derrotado este domingo al australiano Nick Kyrgios (4-6, 6-3, 6-4, 7-6(3)) en la final del torneo de Wimbledon, tercer ‘Grand Slam’ de la temporada, en un intenso partido que se adjudicó el de Belgrado para conseguir su cuarto título seguido y séptimo total en Londres.

   El favorito cumplió en la hierba inglesa ante un Kyrgios que disputaba su primera final de un ‘grande’, para sumar su 21º ‘Grand Slam’, superando a Roger Federer y a uno de Rafa Nadal en la carrera de los mejores de la historia. La final fue duelo de contrastes que no dejó indiferente a nadie. Djokovic tuvo que sacar su mejor versión ante un rival que no había conseguido superar hasta la fecha, con dos derrotas en Indian Wells y Acapulco, ambas en 2017.

   Kyrgios, pese a no jugar la semifinal debido a la renuncia del español Rafa Nadal por lesión, puso contra las cuerdas al exnúmero uno del mundo en la primera manga. El australiano, intratable en el saque, se mostró cómodo en la centenaria ‘Centre Court’, sorprendiendo a un Djokovic dubitativo en el primer punto del encuentro con una doble falta.

   El serbio, más serio en su estilo que su rival, cedió en el quinto juego (2-3) para dar ventaja al 13 del ranking ATP, quien confirmó la rotura para dar por bueno el único ‘break’ y adelantarse en el marcador con el primer set (4-6).

   Djokovic se reencontró con su mejor versión tras el varapalo inicial e incrementó el ritmo para neutralizar el festival de saques del australiano. Su agresividad al resto le permitió devolverle un ‘break’ en blanco para llevarse la manga sin oposición y muchos errores no forzados de su rival.

   La igualdad se impuso en la tercera manga, pero el primer cabeza de serie desquició por completo al histriónico Kyrgios moviéndole al límite de la pista. Aun así, el australiano mantuvo la firmeza poniendo en dificultades al favorito al título gracias a sus imponentes 18 saques directos. El serbio no entró en el habitual show de Nick, con sus quejas al juez de silla entre juegos, para sobreponerse por la mínima.

   Con la Catedral pidiendo más, Kyrgios dejó atrás las quejas y los gritos en los primeros juegos del cuarto set para sacar su mejor tenis. Así, subiendo enteros con su saque y su comodidad en la red, llegó con una máxima igualdad al ‘tie break’.

   El australiano murió en la orilla en ese desempate, pagando la presión ante un Djokovic más certero en el momento decisivo. El serbio caminó directo hacia su renacer en la hierba de Londres, que masticó como acostumbra, después de su séptimo título. Momento de disfrute, para volver a sumar en el palmarés de ‘grandes’, sabiendo que su participación en el US Open está en duda por no estar vacunado contra el coronavirus.

   El de Belgrado, que comenzó el 2022 con la pesadilla y deportación en Australia, vuelve a saborear la gloria, truncada por Nadal en Roland Garros el mes pasado. Wimbledon devuelve al mejor Djokovic, con su séptimo título, a uno del récord de un Federer al que supera en los ‘Grand Slam’ mientras recorta con el español.

Fuente: Europa Press