MADRID, 7 Jun. (EUROPA PRESS) –

Los diputados conservadores contrarios al primer ministro, Boris Johnson, han dado este martes un ultimátum al ‘premier’ y han amenazado con modificar la normativa a través de la Comisión 1922 para someterlo a otra moción de censura interna en un plazo de seis meses y no en un año, tal y como recogen los estatutos del Partido Conservador.

La alerta llega un día después de que Johnson sobreviviera a la moción de censura celebrada en el seno de su partido y que ha dejado en evidencia las divisiones internas de los ‘tories’ en torno al actual Gabinete. Johnson, no obstante, ha celebrado el resultado a pesar de haberse hecho con 211 votos a favor, un 41,2 por ciento, menos que la ex primera ministra Theresa May en 2018.

Así, los ahora denominados diputados «rebeldes» han instado a Johnson a «introducir un cambio de dirección» o abstenerse a las consecuencias, lo que podría acarrear una nueva moción de censura de cara a finales de año, según informaciones del diario ‘The Guardian’. Los ‘tories’ que votaron en contra del mandatario temen sufrir un varapalo en la próxima cita electoral si Johnson sigue en el cargo.

Johnson, que tiene previsto reunirse este mismo martes con su Gabinete para analizar la agenda, ha prometido seguir trabajando «en lo que importa al pueblo británico» y ha reclamado a sus ministros lograr «progresos» en las «prioridades del Ejecutivo».

Sin embargo, voces críticas como el diputado Tobias Ellwood han advertido de que los desertores podrían aumentar dado que Johnson cuenta con poco tiempo para revertir los resultados de la votación y hacerse con más adeptos dentro de la formación.

Bajo la actual normativa, el ‘premier’ está libre de una nueva moción de censura en un plazo de al menos un año, algo que ahora podría cambiar. Sin embargo, ha aseverado que «hay mucho que cambiar y que hace falta una reforma para introducir talento fresco» en el seno del Gobierno.


674800.1.260.149.20220607111631
Vídeo de la noticia



Fuente: Europa Press