PALMA DE MALLORCA, 26 Abr. (EUROPA PRESS) –

El morador de una vivienda en Artà fue detenido este sábado por celebrar una fiesta junto a otras tres personas y no atender a las indicaciones de los agentes de la Guardia Civil, desplazados hasta el lugar de los hechos alertados por los vecinos.

Según ha informado Delegación del Gobierno este domingo en una nota de prensa, esta forma parte del total de nueve detenciones acometidas por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en coordinación con las policías locales del archipiélago, entre este sábado y la madrugada de este domingo. En concreto, se ha detenido a una personas en Ibiza y ocho en Mallorca.

En Ibiza, la Policía Nacional arrestó esta madrugada a un hombre de 44 años que deambulaba por la calle sin motivo justificado, pese a alegar que estaba buscando su bicicleta porque se la habían sustraído. Le constaban tres actas administrativas anteriores por desobediencia y una detención del 22 de abril.

Mientras, en Mallorca la Guardia Civil detuvo este sábado al morador de una casa en Artà por desobediencia grave a agentes de la autoridad por celebrar una fiesta en la vivienda junto a otras tres personas y no atender a las indicaciones de los agentes, que se desplazaron hasta el lugar de los hechos, tras recibir el aviso de que se estaba celebrando una fiesta en una vivienda del municipio que ocasionaba molestias a los vecinos por el ruido y el volumen de la música.

Los guardias comprobaron, entonces, que se trataba de cuatro personas que participaban en la celebración y requirieron al
responsable de la vivienda que se identificara, cesara la actividad y que cada persona regresara a sus respectivos domicilios. Ante su negativa, acabó detenido mientras que las otras tres personas fueron denunciadas por incumplir el confinamiento.

También, la Guardia Civil arrestó en Pollença a otro ciudadano este sábado por encontrarse en la vía pública sin causa justificada. Había sido propuesto para sanción en seis ocasiones anteriores por el mismo motivo.

En Palma, la Policía Local detuvo este sábado a un peatón que se hallaba en la calle sin motivo justificado. Había sido denunciado por desobediencia seis veces. Mientras, la Policía Nacional arrestó a otros cinco hombres en Palma por incumplir las restricciones del estado de alarma.

Uno de los detenidos por Policía Nacional, un joven de 23 años, fue sorprendido este sábado cuando salía de un portal en el barrio de Son Gotleu. Explicó que venía de casa de un familiar. Se le levantó un acta por desobediencia y ya tenía otras seis anteriores. Media hora más tarde, fue descubierto de nuevo en la calle Son Nadal, siendo entonces cuando se procedió a su detención.

Los agentes arrestaron también este sábado a un ciudadano de 30 años con dos denuncias anteriores por encontrarse en la vía pública sin causa justificada y hacer caso omiso a los requerimientos de los funcionarios policiales de que regresara a su casa.

Por otro lado, otro joven de 18 años fue interceptado cuando circulaba en un cuadriciclo por Son Gotleu. Alegó que venía de casa de un familiar, por lo que se le propuso para sanción. Ya había sido denunciado otras dos veces. Posteriormente, fue sorprendido de nuevo en plena calle sin causa justificada, siendo entonces detenido.

La Policía Nacional arrestó también este sábado en el mismo barrio a un hombre de 38 años que estaba sentado en la calle junto a un local cerrado al público. El ciudadano no quiso volver a su casa e incumplió la distancia de seguridad acercándose a los agentes. Había sido propuesto para sanción en cuatro ocasiones.

Por último, un peatón de 41 años con dos denuncias anteriores fue
detenido la pasada madrugada en la zona de Pere Garau cuando paseaba por la calle sin motivo justificado. Detalló que había salido a comprar tabaco.

CONTROLES

Por otro lado, Delegación del Gobierno en Baleares ha informado que continúan los controles en puertos, aeropuertos y carreteras del archipiélago para evitar desplazamientos innecesarios y trayectos a segundas residencias durante el fin de semana.

En cuanto a los desplazamientos en los aeropuertos, el de Son Sant Joan, en Palma, registró este sábado la llegada de 131 pasajeros, mientras que otros 121 abandonaron Mallorca en los siete vuelos que operaron, según datos de la Guardia Civil.

Mientras, el aeródromo de Ibiza recibió 40 viajeros en dos vuelos de entrada y otros 58 se marcharon de la isla en dos vuelos de salida. El aeropuerto de Menorca contabilizó a 27 personas que llegaron y otras siete salieron de la isla en cuatro vuelos programados.

Con todo, la jornada de este domingo se está desarrollando «sin incidencias significativas» en el archipiélago balear, según ha concluido Delegación del Gobierno.

Fuente: Europa Press