Se le intervinieron envoltorios de hachís y ketamina que intentó ocultar pisándolos en el suelo

GIJÓN, 22 Abr. (EUROPA PRESS) –

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un vecino de Gijón, de 35 años, que viajaba en un taxi supuestamente llevando droga y sin aportar justificación alguna de su desplazamiento.

Según una nota de prensa de la Comisaría gijonesa, los agentes, a las 00.15 horas de este pasado domingo, observaron, en la confluencia de las calles Juan Alvargonzález con la avenida Schultz a un ocupante de un taxi que se mostraba muy nervioso al quedar el coche policial en paralelo con el vehículo de servicio público.

Ante la sospecha de que este ocupante estuviera contraviniendo la normativa de confinamiento, los policías detuvieron la marcha del taxi para interesarse por las razones por las que había salido de su domicilio.

El hombre, que se encontraba a más de un kilómetro de su residencia, ofreció razones vagas sobre la necesidad de salir de su casa.

Primero manifestó que había tenido que salir para ayudar a personas mayores de las que no quiso proporcionar dirección, luego dijo que había ido a dar de comer a animales solos y justificaciones varias sin concretar en ningún caso el lugar concreto al que había acudido, mostrándose visiblemente nervioso.

Sus excusas no convencieron a los policías, que solicitaron que se apease del coche para identificarle plenamente y tramitar un acta de propuesta de sanción.

En el momento de bajarse del coche, el cliente arrojó al suelo varios envoltorios que intentó ocultar bajo su pie. Los agentes descubrieron que lo que había tratado de esconder eran varios envoltorios que contenían una sustancia pulverulenta que, a la postre, resultó ser ketamina y también le intervinieron una pastilla de hachís de 100 gramos que llevaba en el pantalón de chándal que vestía.

El identificado se negó a dar explicaciones sobre la tenencia de la droga y fue detenido por un delito contra la salud pública. El arrestado tenía un amplio historial delictivo, con 18 detenciones anteriores por delitos contra el patrimonio, malos tratos en el ámbito familiar y tráfico de drogas.

Fuente: Europa Press