MURCIA, 21 Abr. (EUROPA PRESS) –

Diez personas han sido detenidas en los últimos cinco días en la Región de Murcia por insultar, golpear y amenazar a agentes de la Policía Nacional, informaron fuentes del Cuerpo en un comunicado.

En concreto, tres han sido arrestadas en Murcia; una en Alcantarilla; dos en Cartagena; dos en Yecla y otras dos en Lorca.

Las detenciones se han producido en el marco de un dispositivo especial implementado desde la Jefatura Superior de la Policía Nacional en la Región con el objetivo de luchar contra los comportamientos incívicos y agresivos de algunos ciudadanos.

En la ciudad de Murcia, el pasado fin de semana se realizaron tres detenciones. El intento de fuga ante un control policial provocó las primeras dos después de que los arrestados, al verse sorprendidos por los agentes violando el confinamiento, intentaran escapar con su vehículo.

En ese momento comenzó una persecución en la que los detenidos hicieron caso omiso a las indicaciones emitidas por la megafonía de la patrulla. La intervención culminó con la interceptación del vehículo fugado y el arresto de sus dos ocupantes.

La otra detención en la capital también tuvo lugar en un filtro policial, cuando los agentes dieron el alto a un vehículo en el que circulaban dos personas incumpliendo las medidas impuestas para evitar la propagación del virus, pues uno de ellos ocupaba el asiento del copiloto.

Cuando los agentes les informaron de que iban a ser sancionados, uno de ellos reaccionó de manera agresiva, increpó a los agentes y menospreció la actuación policial al tiempo que se acercaba a los policías sin respetar la distancia de seguridad negándose a ser identificado.

En Cartagena, la Policía Nacional detuvo el pasado sábado a un hombre que ya había sido sancionado hasta en seis ocasiones por violar el confinamiento y que había sido arrestado días antes por su presunta participación en un delito de robo con violencia e intimidación.

La actitud insolidaria de esta persona con la ciudadanía, por un lado, y el comportamiento agresivo e increpante hacía los agentes, por otro, obligó a los policías a proceder nuevamente a su detención.

El segundo arresto en Cartagena tuvo lugar este domingo, cuando un joven, tras ser identificado en la vía pública por los agentes, intentó huir a la carrera y al ser interceptado comenzó a dar patadas a los policías.

En Alcantarilla, el pasado domingo se identificó en la vía pública a una persona que ya había sido sancionada hasta en cuatro ocasiones por violar el confinamiento y quien tenía en vigor una requisitoria policial por parte de la Brigada de Policía Judicial.

En Lorca, el primero de los arrestos fue el de un hombre que deambulaba por la ciudad en estado ebrio insultando a trabajadores esenciales del sector del taxi y de la alimentación, y que cuando fue identificado por los agentes y le informaron de que le iban a proponer para sanción les increpó, al tiempo que se negaba a identificarse.

También en esta ciudad se sorprendió a un grupo de jóvenes consumiendo en plena vía pública alcohol y sustancias estupefacientes. Uno de ellos intentó huir saltando la valla de una obra, donde fue localizado.

Esta persona ya había sido sancionada por saltarse el confinamiento hasta en cuatro ocasiones y en el momento de la identificación policial la emprendió a patadas y puñetazos contra los policías.

En Yecla se han producido dos arrestos, el primero ellos tras parar un vehículo en un control policial. El detenido manifestó a los agentes que iba a su campo, y que lo hacía de manera habitual, por lo que los policías le informaron de que iba a ser sancionado por estar prohibido el desplazamiento a segundas residencias.

Esta persona no estaba de acuerdo con las indicaciones policiales y se negó a identificarse y bajarse del vehículo haciendo incluso el intento de marcharse del lugar. Cuando la patrulla registró el turismo encontró en su interior varios cogollos de marihuana, por lo que también se le propuso para sanción por tenencia de sustancia estupefaciente.

El segundo de los detenidos en Yecla fue identificado dos veces en menos de una hora, sin ninguna premisa para violar el confinamiento. Esta persona ya había sido sancionada hasta en cuatro ocasiones y detenido por resistencia y desobediencia el 27 de marzo.

Fuente: Europa Press