Policia Local identifica a 7 personas que consumían a las 3.30 horas y en agosto lleva 284 propuestas de sanción relativas al uso de mascarilla

BILBAO, 25 Ago. (EUROPA PRESS) –

La Policía Local de Barakaldo ha detenido a una mujer que impidió, a las 3.30 horas de la madrugada de este pasado domingo, el acceso de agentes a su local hostelero para realizar una inspección tras incumplir el horario permitido por el Gobierno Vasco dentro de las últimas medidas decretadas para evitar contagios por la pandemia.

La arrestada, una de las regentes del establecimiento, se enfrenta a una sanción mínima de 1.200 euros por obstruir la labor de los policías, según ha informado el concejal de Seguridad Ciudadana de la localidad vizcaína, Ángel Madrazo.

El área de Seguridad Ciudadana y Protección Civil del Ayuntamiento ha asegurado que la actuación se enmarca en el dispositivo de control de las últimas medidas decretadas el pasado 19 de agosto por la consejería de Salud del Gobierno Vasco, a raíz del aumento de contagios de la covid-19.

El suceso se produjo en la madrugada del sábado al domingo, hacia las 3.30 horas, fuera del horario de apertura permitido para los locales hosteleros. La Policía Local se percató de que del interior de un recinto hostelero provenía música a volumen elevado mientras que los agentes comprobaron, a su vez, que tanto en el exterior como dentro del local se encontraban varias personas consumiendo bebidas alcohólicas, fumando y, alguna de ellas, sin hacer uso de mascarilla.

Tras varios requerimientos de los agentes, los responsables del local hicieron caso omiso a la solicitud de la Policía Local de acceder al interior del local, con el fin de identificar a todos los presentes y poner fin a la actividad. En ese momento, la corregente del local se revolvió contra los policías para impedir que realizaran su labor instructora, momento en que fue detenida.

Los agentes identificaron también durante el operativo a otras siete personas que se encontraban en el interior del local, alguna de las cuales, «se habría intentado esconder».

El concejal de Seguridad Ciudadana, Ángel Madrazo, que ha detallado la operación, ha lamentado lo ocurrido y recordado que el comportamiento de la mayoría de hosteleros del municipio «está siendo el adecuado y que este incidente no representa el comportamiento del resto de hosteleros barakaldeses, que están cumpliendo correctamente con las medidas impuestas».

Asimismo, Madrazo ha señalado que el local infractor podría ser sancionado con multa a partir de 1.200 euros por impedir la actividad inspectora de la Policía Local, a lo que habría que sumar las sanciones por los incumplimientos de la orden del Gobierno Vasco.

BALANCE DENUNCIAS AGOSTO

El edil también ha indicado que durante el dispositivo del pasado fin de semana se ha abierto en Barakaldo otro acta más por incumplimiento del horario a un local hostelero del municipio, se han interpuesto 35 actas por hacer botellón y 53 por no usar mascarilla.

El concejal de Seguridad Ciudadana ha confirmado además que, durante el mes de agosto, se han cursado 284 propuestas de sanción por no portar mascarilla o por hacerlo de forma incorrecta, sanciones que serán tramitadas por el Gobierno Vasco.

Madrazo ha indicado, en ese sentido, que «atajar la expansión del virus entre la población barakaldesa es una responsabilidad de todos», por lo que ha hecho un llamamiento «a la responsabilidad colectiva e individual para cumplir las normas sanitarias, distancia, mascarilla, higiene y evitar las aglomeraciones de personas».

Fuente: Europa Press