El consejo de administración de Deoleo propuso ayer proponer a la junta de accionistas, que se celebrará el próximo 3 de junio, una reducción del capital social de 137,7 millones. El objetivo es compensar los pérdidas de ejercicios anteriores y abandonar la causa de disolución.

Las acciones de la matriz de Carbonell pasarán a tener un valor en libros de 0,2 euros por unidad. Un precio que los administradores consideran como «más adecuado en base a la situación patrimonial de la compañía».

La compañía cerró el primer trimestre del año con unas pérdidas de 7,5 millones, un 410% superiores a los números rojos de 1,47 millones del mismo periodo del año pasado. Paralelamente, las ventas cayeron un 16,8% hasta los 132,23 millones, impactadas las presiones comerciales en Norteamérica e Italia, así como la bajada del precio de la materia prima.

Paralelamente, el ebitda ha caído un 29% hasta los 6,1 millones. La compañía lo achaca al impacto de la inversión de 1,6 millones en campañas de publicidad y márketing. El margen ­bruto ha mejorado un 1,4% y la deuda se ha reducido en 3,3 millones gracias a una generación de caja de 13,3 millones en el trimestre.

Fuente: Cinco Días