La asociación animalista Libera también demanda un protocolo para evitar muertes animales en incendios como el de Xunqueira de Espadanedo

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 Ago. (EUROPA PRESS) –

   La asociación animalista Libera denuncia que un vecino de Xunqueira de Ambía (Ourense) se encontró un gato ahorcado en el lugar de Fonte de Abaixo y afirma que este hombre está dispuesto a denunciar este «nuevo caso de crueldad extrema hacia los animales» en los tribunales.

   El hecho, según informa Libera, «no es novedoso en el pueblo», ya que hace un tiempo otro felino apareció tiroteado en la misma zona y nadie quiso dar su testimonio sobre el posible autor de los hechos.

   El autor, señala la asociación, «podría enfrentarse a un delito de maltrato animal con resultado de muerte, castigado con hasta 18 meses de prisión e inhabilitación especial de dos a cuatro años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales».

   En colaboración con la Asociación Patrulla Callejera, Libera ha anunciado la disposición de una recompensa de 1.000 euros para quien sepa dar datos del «responsable de la ejecución del animal» que conduzcan a una condena penal o a una sanción administrativa.

   Los animalistas consideran «poco probable que nadie escuchara o viera absolutamente nada en un municipio cuya población total no supera los 1.500 habitantes» y alertan sobre «el preocupante pacto de silencio que se ha instalado en muchas comunidades para proteger casos de maltrato o abandono de animales».

   Patrulla Callejera formuló este martes la preceptiva denuncia para instar a las autoridades a investigar «un suceso que no puede quedar impune», subraya Libera.

PROTOCOLO PARA INCENDIOS

   Por otra parte, Libera reclama la adopción de un paquete de medidas «para evitar más muertes de animales en incendios», sean en instalaciones agrícolas o como consecuencia de accidentes de circulación durante el transporte, como sucedió recientemente en la A-52 y esta madrugada en una granja de Xunqueira de Espadanedo.

   Los animalistas señalan que países como Estados Unidos ya disponen de protocolos de actuación para los servicios de emergencia que incluyen «incluso la movilización casi inmediata de profesionales veterinarios que puedan prestar atenciones iniciales a los animales», y piden a la Consellería de Medio Rural que investigue las causas del incendio y las condiciones de la instalación afectada.

   En este sentido, los defensores de los animales recalcan que «en no pocas ocasiones las granjas carecen de sistemas contraincendios o de medidas eficaces para evitar fuegos, originándose en instalaciones eléctricas con un mantenimiento muy deficiente».

   Por ello, entienden que no se debe otorgar ninguna ayuda pública a este tipo de empresas «por su peligrosidad».

   Para Libera es «necesario endurecer la normativa» y exigir que este tipo de negocios del sector primario cuenten con «todas las medidas preventivas necesarias», para evitar «precisamente» que un incendio tenga un impacto mayor sobre zonas naturales y sobre fauna silvestre.

Fuente: Europa Press