Este lunes se levantaron un total de 441 actas administrativas por incumplimiento del decreto de estado de alarma en Baleares

PALMA DE MALLORCA, 21 Abr. (EUROPA PRESS) –

La Policía Nacional denunció este lunes a siete clientes de un supermercado en Palma que no respetaban la distancia de seguridad y no atendían a los requerimientos del personal del establecimiento ni de los agentes.

Según ha comunicado este martes la Delegación del Gobierno en Baleares, los agentes tuvieron que intervenir a petición de los trabajadores del supermercado, quienes les alertaron de que varios clientes iban juntos a comprar en grupo y hacían caso omiso a sus indicaciones.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en coordinación con las Policías Locales del archipiélago, levantaron este lunes un total de 441 actas administrativas por desobediencia en Baleares por incumplimiento de las restricciones del decreto de estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

Durante todo el periodo de estado de alarma, el archipiélago ha contabilizado más de 11.600 propuestas de sanción por desobediencia, según los datos del Ministerio del Interior.

Asimismo, a nivel nacional las denuncias interpuestas son más de 667.400, la mayoría de las infracciones se debieron a personas que se encontraban en la vía pública sin causa justificada o bien no cumplían las restricciones acordadas y tampoco atendían a las indicaciones de los funcionarios policiales.

Por su parte, la Guardia Civil también propuso para sanción a otras tres personas que se encontraban en la calle en Binissalem celebrando el santo de un vecino. Los tres ciudadanos se hallaban en la calle, junto al portal de otro de los vecinos, escuchando música.

SIETE DETENIDOS EN BALEARES

Por otra parte, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, junto con las Policías Locales, han detenido entre este lunes y la madrugada de este martes a siete personas –cinco en Mallorca y dos en Ibiza– por desobediencia a agentes de la autoridad por incumplir las restricciones del estado de alarma.

Asimismo, han continuado este martes con los controles en puertos, aeropuertos y carreteras del archipiélago para evitar desplazamientos innecesarios durante el estado de alarma. Los agentes identificaron este lunes a más de 7.600 personas y 6.100 vehículos en los diferentes puntos de vigilancia activados en las principales carreteras del archipiélago.

La Delegación del Gobierno ha agradecido la colaboración de la ciudadanía durante estos días, pero ha advertido de que «no podemos relajarnos en la lucha contra el coronavirus». Además, ha insistido en que en que «el confinamiento es nuestra máxima protección frente a la pandemia, además de seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias».

Fuente: Europa Press