MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) –

El Defensor del Pueblo ha abierto una actuación de oficio para investigar la expulsión de 22 niños y dos monitores de un tren en Palencia, con salida Barcelona y llegada en León, por las quejas de los viajeros hacia los jóvenes por hacer ruido. La investigación se lleva a cabo por si este hecho ha podido suponer «una violación de los derechos de los menores», según han confirmado a Europa Press fuentes del órgano presidido por Ángel Gabilondo.

En concreto, el Defensor del Pueblo ha solicitado este jueves a la empresa pública Renfe información acerca de la investigación interna que abrió la compañía tras la expulsión por parte de un interventor, que hizo bajar a los menores y los monitores por hacer ruido.

El grupo de escolares, de la Escola Vilademager de La Llacuna (Barcelona), viajaba entre un tren de Larga Distancia desde la estación de Sants de Barcelona a León, y tuvo que salir del tren en la estación de Palencia.

La compañía habilitó un autocar exclusivo para los niños desde Palencia a León, después de estar acompañados «en todo momento» por personal de Renfe, Policía Nacional y el subdelegado del Gobierno en Palencia, según fuentes del operador ferroviario.

Fuente: Europa Press