MADRID, 6 Dic. (EUROPA PRESS) –

El Ministerio de Defensa cree que el chat de militares retirados pertenecientes a la XIX promoción del Ejército del Aire puede considerarse público ya que pertenecían a él más de medio centenar de personas y, por tanto, podría tener recorrido legal su escrito presentado ante la Fiscalía de la Comunidad de Madrid.

El Departamento dirigido por Margarita Robles decidió el pasado jueves poner en conocimiento de la Fiscalía el contenido de ese chat, en el que algunos de sus miembros hacían alusión a un alzamiento militar o incluso hablaban de fusilar a 26 millones de personas.

Desde el Ministerio consideran que ahora se abre un debate sobre si esa conversación entre militares retirados era privada o pública. A su juicio, podría considerarse pública debido al elevado número de personas que formaban parte de ella.

La Fiscalía ya pidió el mismo jueves a Defensa más información sobre el chat de la XIX promoción del Ejército del Aire antes de valorar la procedencia o no de incoar las oportunas diligencias de investigación.

Defensa ha adelantado que el próximo miércoles responderá indicando a la Fiscalía que entre los miembros del chat no se encuentra ningún militar en activo y, por tanto, sujeto a la normativa que rige a los miembros de las Fuerzas Armadas.

Durante los últimos días, Robles ya ha mostrado en varias ocasiones su rechazo al contenido de esa conversación, así como a las cartas firmadas también por militares contra el Gobierno y expresando su preocupación por el futuro de España. La ministra denunció que se «embozaran» en su uniforme militar para expresar unas opiniones «antidemocráticas» que además «dañan» a las Fuerzas Armadas.

DEMASIADA RELEVANCIA

En cualquier caso, desde el Ministerio aseguran que la ministra no está preocupada por estos movimientos porque no tiene duda de la constitucionalidad de las Fuerzas Armadas y sus 120.000 hombres y mujeres en activo.

A su juicio, se está dando demasiada relevancia pública a las manifestaciones de los militares retirados, que durante los últimos días ha recordado que se trata de personas que hace mucho que colgaron el uniforme y algunos de ellos incluso lo hicieron de forma voluntaria para «ganar más dinero» en líneas aéreas privadas.

Fuente: Europa Press