El consejero delegado de Dia, Borja de la Cierva, ha remitido una carta a los accionistas del grupo de supermercados en la que subraya los riesgos que se desencadenarían si la opa lanzada por Letterone, primer accionista de la compañía, no prospera. El fondo liderado por Mijail Fridman decidió prorrogar el plazo de aceptación de su oferta, de 0,67 euros por título, ante la exigua adhesión de los accionistas. Solo en torno al 3% del capital total del grupo había vendido sus títulos hace hoy una semana, frente al 35,5% que necesita para que prospere.

Por ello, De la Cierva recuerda a los accionistas que fue la ampliación de capital propuesta por Letterone, de 500 millones de euros, la que recibió el apoyo mayoritario en la junta de accionistas, y que si la opa no tiene resultado positivo, ese aumento «no podrá ejecutarse y, en tal caso, existe un riesgo elevado de que Dia no disponga del tiempo necesario para instrumentar soluciones alternativas que le permitan restaurar debidamente sus fondos propios y disponer de la liquidez necesaria para el curso ordinario de sus negocios y, por tanto, se vea abocada a un proceso de restructuración de su deuda (incluyendo canjes de deuda por capital) e incluso a un proceso concursal o de disolución y liquidación de la sociedad«.

Hay que recordar que la matriz de Dia arrastra un patrimonio negativo de casi 100 millones de euros, una situación que debería resolverse antes del 20 de mayo. De no ser así, la compañía tendría que entrar en preconcurso de acreedores.

De la Cierva se basa en esos riesgos para en justificar el apoyo unánime que el consejo de administración de Dia dio a la opa de Fridman, pese alas quejas de los accionistas minoritarios por su bajo precio. Letterone ha insistido en los últimos días en que no lo subirá. El consejero delegado insiste en que esta es «la única alternativa respaldada por los accionistas de la compañía» por los «elevados riesgos» que conllevaría que no se pudiese ejecutar dicha ampliación de capital. «(Dia) precisa de la ejecución de medidas urgentes que permitan restaurar su patrimonio neto y disponer de la liquidez necesaria para afrontar los próximos vencimientos de deuda financiera y bonos y continuar financiando su operativa, a fin de devolver a Dia la necesaria estabilidad financiera y patrimonial que le permita continuar el curso ordinario de su actividad».

La carta de De la Cierva se conoce justo hoy, cuando Letterone y su asesor en la opa, Goldman Sachs, celebran una importante reunión con analistas y fondos, como adelantó CincoDías el 19 de abril. En ella se están tratando tres temas: tratarán tres temas: el nuevo periodo de aceptación de la propuesta, su probabilidad de éxito y la evolución de las negociaciones con los bancos.

Fuente: Cinco Días