Valero remonta desde la 35ª posición en la primera vuelta y termina en el podio olímpico

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El ciclista de montaña español David Valero ha ganado este lunes la medalla de bronce en la prueba de XCO (Cross Country Olímpico) de los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 en una gran remontada para entrar a meta únicamente por detrás del británico Thomas Pidcock, oro, y de la plata ganada por el suizo Mathias Flueckiger.

Un ‘enganchón’ de David Valero le dejó muy retrasado en la salida de una prueba exigente, en un circuito muy duro en el que el arranque era clave, pero se recuperó y tiró de estrategia para ir de menos a más y entrar a la séptima y última vuelta en una tercera posición que no dejó escapar.

A sus 32 años, emula la medalla de bronce de Carlos Coloma en Río 2016 y logra la cuarta medalla para el ciclismo de montaña español en citas olímpicas. Thomas Pidcock, dominador casi de inicio a fin, ganó el oro mientras que el suizo Flueckiger firmó la plata en una prueba en la que el neerlandés Mathieu Van der Poel, gran favorito, se cayó y abandonó, mientras que el español Jofre Cullell, en sus primeros Juegos, fue 15º a 3:02 del ganador.

En el circuito de Izu, sobre una distancia total de 28,25 kilómetros (vuelta inicial de 1,3 kilómetros y siete vueltas de 3,85 kilómetros), David Valero logra su primera medalla olímpica tras ser noveno en la anterior cita de Río 2016 y cumplir así con los pronósticos más optimistas.

Una gran actuación de un David Valero que en meta, en sus primeras declaraciones a los medios, reconoció que su objetivo real era el diploma olímpico que se le escapó por una plaza en Río, pero que estuvo fuerte y firme para ir remontando al suizo Schurter, el francés Koretzky y el neozelandés Cooper, que apuntaban al bronce hasta ser adelantados por el cohete español.

El de Baza cruzó la línea de meta a 14 segundos del suizo Flueckiger, plata, y a 34 segundos del ganador, el británico de sólo 21 años Thomas Pidcock, un ‘ciclista universal’ campeón del mundo júnior, ganador de una Paris-Roubaix júnior y ya profesional en ruta con el INEOS Grenadiers, con quien ha ganado este año La Flecha Brabanzona.

Pidcock va fuerte en ciclismo de montaña y en ruta, y en el técnico circuito de Izu, artificial pero lleno de subidas y bajadas con rocas, se fue volando al oro para, siendo aún categoría Sub-23, tener su primer oro olímpico. El mismo que buscaba Van der Poel, la estrella mediática de la prueba y gran favorito, pero saltó una roca con demasiado ímpetu y mal posicionado y salió con una voltereta por delante de su bici, en una fea caída que le hizo abandonar.

Fuente: Europa Press