MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) –

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha pedido a las comunidades autónomas que realicen una desescalada de las medidas contra la tercera ola de la pandemia de COVID-19 «con la mayor prudencia posible», ante la «ralentización» del descenso que se está observando en algunas comunidades autónomas.

En rueda de prensa tras la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), la ministra ha señalado que la incidencia ha bajado, hasta el día de hoy, un 62 por ciento desde el pico de la tercera ola. Pese a este descenso «muy rápido en las últimas cuatro semanas», Darias ha advertido de que «ha sido desigual en las CCAA».

«Se aprecia una reducción de la velocidad del descenso y una ralentización en algunas comunidades autónomas. El descenso medio por día es de un 7 por ciento, pero existe una gran variabilidad, ya que algunas están en un 8 por ciento y otras en el 11 por ciento. Se espera que el descenso continúe en los próximos días pero también de forma desigual», ha alertado.

Por esta situación, ha realizado una «llamada a la prudencia y a la responsabilidad a hacer una desescalada lo más gradual posible». «Sabemos las consecuencias de desescaladas anteriores de manera abrupta. Espero y confío en que se haga con la mayor prudencia posible», ha argumentado.

La ministra ha señalado que «todavía queda mucho camino» hasta llegar a una incidencia por 100.000 habitantes en los últimos 14 días de 50 casos. «Estamos en el camino pero queda mucho camino por recorrer», ha remachado.

Fuente: Europa Press