LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 23 Abr. (EUROPA PRESS) –

El Juzgado de Instrucción nº 2 de Telde (Gran Canaria) ha condenado a seis meses y dos días de prisión a un hombre de 53 años como autor confeso de un delito de desobediencia grave a agentes de la autoridad, con la agravante de reincidencia, después de que repitiera saltándose el confinamiento, acción por la que ya fue condenado, para forzar vehículos estacionados en el municipio.

Así lo ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) en una nota de prensa en la que detalla que el varón fue condenado el 6 de abril a una pena de multa por saltarse el confinamiento y que este miércoles fue sorprendido deambulando por la calle sin justificación e intentando robar un coche.

Por su parte, la autoridad judicial no ha aceptado suspender el cumplimiento de la pena, por lo que el acusado ingresará este mismo jueves en prisión.

La sentencia ha declarado probado que en la mañana de este miércoles la Policía Nacional tuvo que acudir a la calle Luis González Pérez de Telde al ser requerida por vecinos, que alertaron de que había un individuo «forzando un vehículo estacionado en dicha calle».

Una vez en el lugar, los agentes observaron al acusado alejándose del turismo que supuestamente había intentado forzar, mientras que al ser preguntado sobre su presencia en la calle y el supuesto forzado del el turismo dijo: «Es de mi hija y ella lo trajo aquí para dar una vuelta».

No obstante, los funcionarios comprobaron que la titular del turismo «era otra persona que no conocía de nada al acusado», por lo que fue propuesto para sanción por no justificar su presencia en la vía pública y quebrantar la orden de confinamiento.

De esta modo, fue trasladado a una parada de guaguas para que regresara a su domicilio pero pasados unos 10 minutos la Policía «vuelve a recibir diversas llamadas solicitando la presencia policial porque el acusado está en la misma calle intentando forzar otros vehículos», por lo que se procedió a su detención.

Fuente: Europa Press