MELILLA, 1 Nov. (EUROPA PRESS) –

Compromís, el socio nacional de Coalición por Melilla (CPM), ha criticado que el Gobierno de España no haya hecho una valoración del informe del Defensor del Pueblo sobre la tragedia del 24 de junio en la valla de Melilla, donde fallecieron decenas de migrantes subsaharianos cuando intentaban acceder desde Marruecos a la ciudad española sorteando la doble alambrada de diez metros cada una.

Su senador, Carles Mulet, ha explicado este martes que registró el pasado 15 de octubre una pregunta escrita al Gobierno después de hacerse público que «el Defensor del Pueblo –Ángel Gabilondo– rebate al ministro Fernando Grande-Marlaska y concluye que Interior violó la ley durante la tragedia en la valla de Melilla».

Mulet ha expuesto las primeras conclusiones de Gabilondo y preguntaba al Gobierno si «el ministro de Interior y el Gobierno en pleno ya han demostrado sobradamente nula sensibilidad con la masacre de la valla de Melilla». Sin embargo, reprocha que el Ejecutivo evite valorar dicho informe.

El senador, que durante su reciente visita a Melilla recorrió la valla en compañía de la vicepresidenta primera de la Asamblea melillense y consejera de Hacienda, Dunia Almansouri, ha explicado que «este informe de un destacado socialista como el señor Gabilondo, ahora Defensor del Pueblo, evidencia lo que todos hemos podido ver con nuestros ojos, se ponga como se ponga el ministro».

Por ello, se ha preguntado si «¿Va a servir esta vergonzosa situación para que nunca más, el Gobierno practique devoluciones en caliente como ha hecho en Melilla? ¿Va a servir esta vergonzosa situación para dejar de externalizar la violencia ilegal e inmoral hacia los seres humanos en países menos comprometidos con los derechos humanos?».

Sin embargo, critica que «el Gobierno, en lugar de contestar a lo preguntado se ha despachado con estas frases: En relación con la pregunta formulada, el Gobierno se remite a la comparecencia del ministro del Interior celebrada ante el Pleno del Congreso de los Diputados».

Para Mulet, «es una burla más, remitirnos a una comparecencia anterior a las primeras conclusiones del Defensor del Pueblo a las que hacemos mención, comparecencia que no se substanció en el Senado, y, por lo tanto, no puede servir de excusa para no cumplir con las obligaciones constitucionales del Gobierno de someterse al control parlamentario también en el Senado».

«Es grave que no asuman ningún compromiso, que no se disculpen por una actitud negligente y bárbara que nunca más ha de suceder, pero en lugar de asumirlo, no contestan», ha lamentado.

Fuente: Europa Press