Reivindica que la coalición es «imprescindible» en el Gobierno: «El Botànic sin Compromís es García Page»

VALÈNCIA, 18 Jun. (EUROPA PRESS) –

Compromís ha cerrado filas en torno a la vicepresidenta del Consell y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, tras su imputación por el presunto encubrimiento de los abusos de su exmarido a una menor tutelada. Representantes de la coalición han considerado que «si tocan a una nos tocan a todos», por lo que han llamado a no dar «ni un paso atrás» y han destacado que «nadie le hará bajar la cara» a Oltra, al tiempo que han rechazado la «guerra sucia en los tribunales».

La formación ha celebrado este sábado, en València, dos días después de conocerse la imputación de Oltra, el acto ‘Hacia el tercer Botànic’, que ha contado las intervenciones de la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra; el diputado nacional de la coalición, Joan Baldoví; el alcalde de València, Joan Ribó; y el diputado autonómico Juan Ponce.

El acto ha comenzado pasadas las 11.00 horas, tras la llegada de los diferentes dirigentes de la coalición, entre ellos los consellers de Compromís Raquel Tamarit y Rafa Climent, el secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu, el presidente de Les Corts Valencianes, Enric Morera, además de la propia Oltra, quien se ha fundido en abrazos con algunos de ellos y otros concejales y militantes de la formación, también con el alcalde de València, Joan Ribó.

Oltra ha comenzado su intervención visiblemente emocionada con un mensaje hacia sus padres por su situación judicial: «Nunca me he apartado». La vicepresidenta de Consell ha defendido sus «valores» y «honestidad» y ha seguido con unas palabras dirigidas hacia sus hijos: «Lo más importante cada día es que os reconozcáis de la manera de la que os hemos educado en casa y que vayáis con la cara bien alta».

Este mensaje ha arrancado los aplausos de los presentes. Tras ello, la consellera de Igualdad ha agradecido a la militancia «el cariño» recibido en las últimas horas tras conocerse su imputación y ha asegurado que «no es un tema personal sino colectivo y político». «Y solo por eso aquí me tenéis dempeus (de pie)», ha añadido.

En su intervención, ha reivindicado el trabajo de Compromís en el desarrollo de las políticas del Gobierno valenciano y ha remarcado: «El Botànic no es Botànic si no está Compromís. El Botànic sin Compromís es García Page. Esto es lo que hay», ha alertado.

Oltra ha defendido que la «gran mayoría» de la población de la Comunitat Valenciana «ha crecido lo mismo» con el Botànic «que en 24 años» de gobiernos del PP. En este punto, ha cargado contra la derecha y la extrema derecha y ha rechazado sus «batallas culturales» que, a su juicio, «esconden lo más importante de los grandes desafíos como el cambio climático y el colapso ecológico o las desigualdades».

Para Oltra, el «problema» de la extrema derecha en España «no es un problema de un partido de tres letras –en alusión a Vox– sino de hegemonía cultural, y esas son las batallas que se están librando». Frente a ello, ha defendido que «nosotros somos más y ellos muy pocos» y ha rechazado la «guerra sucia en los tribunales».

ACUERDO PROGRESISTA «A DOS NIVELES»

El alcalde de València, Joan Ribó, encargado de abrir el acto, ha animado a «continuar trabajando» de cara a las elecciones de 2023 y ha apostado por un «acuerdo con la gente progresista» a «dos niveles»: por un lado, para conseguir un consenso «lo más amplio posible a nivel electoral» y, por otro, un «acuerdo progresista posterior a las elecciones». «Somos la garantía de sumar una palabra bonita», ha destacado.

Ha puesto como ejemplo la «estabilidad» y la gestión del Ayuntamiento de València y ha cargado contra la derecha: «Es mentira que gobiernen mejor el dinero de todos, gobiernan mejor su propio dinero apropiándose a veces del de los otros».

Ribó ha puesto en valor los datos de empleo de la ciudad, «los mejores desde 2009», y ha señalado que «no han llovido del cielo», sino que «lo hemos conseguido ayudando a las empresas y las personas».

En esta línea, el primer edil ha llamado a tomar conciencia de que este «cambio» supone también «ayudar a las personas más desfavorecidas en un pacto con toda al sociedad» y ha resaltado el papel de València como «ciudad de acogida».

BALDOVÍ, A OLTRA: «NUNCA CAMINARÁS SOLA»

Por su parte, el portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, ha mostrado su apoyo a Oltra y ha expresado que «si nos tocan a una nos tocan a todas». «Nunca caminarás sola», ha expresado a la vicepresidenta del Consell.

En este sentido, Baldoví ha alabado el trabajo de Compromís en el Gobierno del Botànic y ha considerado que «ha valido la pena que exista» el Ejecutivo valenciano puesto que la Comunitat Valenciana «ha avanzado más» durante los mandatos ‘botánicos’. «Pensad que hace 7, 8 o 9 años qué personajes estaban en política, sangoneres (sanguijuelas) que chupaban un día y otro los recursos públicos (…) Antes chupaban sangre y ahora se inauguran colegios cada mes», ha manifestado. Y ha reivindicado: «No queremos volver a Mordor».

Por último, Baldoví ha apostado por un Botànic «plural y catalizador de las políticas transformadoras» y ha reivindicado que sin la coalición «no se habrían hecho, y por eso molestamos».

«NADIE NOS HARÁ BAJAR LA CARA»

La secretaria general de Més y coportavoz de Compromís, Àgueda Micó, ha explicitado también su apoyo a Oltra y ha lamentado que «no es la primera –dirigente de Compromís– que ha sufrido» esta situación judicial, y ha mencionado los casos de Enric Nomdedéu, Rubén Trenzano o Pere Fuset. «Nadie nos hará bajar la cara, Oltra no está sola, y si una cosa tenemos clara es que somos un equipo humano cohesionado y eso nos hace invencibles», ha manifestado, al tiempo que se ha mostrado convencida de que esta «partida contra la derecha y la extrema derecha la ganaremos».

Micó ha incidido en que, cuando queda un año para las elecciones de 2023, «nos jugamos muchas cosas, no solo la composición de Les Corts o el color político de la mayoría de los ayuntamientos o la Generalitat, sino nuestra manera de vivir, los derechos y libertades de la mayoría social y trabajadora». «Y poca broma, nos jugamos la capacidad del valencianismo político y transformador de seguir mejorando la vida de la gente», ha alertado.

Para revalidar el Botànic, la coportavoz de Compromís ha apostado por «apretar a los socios de gobierno» para hacer frente a una derecha «reaccionaria y corrupta», la «derecha de siempre que representa la corrupción, esa derecha revestida de populismo». «No pueden gobernar la Comunitat Valenciana, no lo vamos a permitir», ha defendido, y ha remarcado que «nos jugamos el futuro y de nosotros depende».

«ESTAR A LA ALTURA»

Micó ha defendido la necesidad de revalidar el Gobierno del Botànic y, para ello, «hemos de estar a la altura, necesitamos a un Compromís fuerte, por eso somos imprescindibles y molestamos tanto». «Nos quieren arrugados pero no lo conseguirían, hemos de continuar la trasformación, necesitamos tirar del carro», ha remarcado.

Y de cara a un tercer Botànic, ha abogado por «mejorar la correlación de fuerzas» para lo que son necesarios «más votos, más diputados y más consellers» de Compromís. «La reversión sanitaria no sería igual si Compromís no estuviera en la Generalitat, la recuperación de la gestión pública de las ITV no se habría llevado a cabo, la reversión de la ZAL no sería una posibilidad real y la recuperación de los Cercanías y las infraestructuras ferroviarias no pasaría sin Compromís», ha apostillado.

Por todo ello, ha instado a «luchar hasta el último voto»: «Necesitamos recordar quiénes somos en Compromís y a qué hemos venido al mundo (…), el miedo no servirá de nada, y en estos momentos nos están intentando poner el miedo en el cuerpo. Es nuestra responsabilidad volver a hacer historia».

Fuente: Europa Press