TOLEDO/MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha precintado una finca ubicada en la provincia de Toledo después de que una paciente menor de edad positivo en cólera –primer caso autóctono desde 1979– declarara haber bebido agua del inmueble.

La directora general de Salud Pública de la Consejería de Sanidad de Madrid, Elena Andradas, ha confirmado en su intervención en la VIII Jornada sobre vigilancia de la salud pública, que «se ha producido un caso de cólera diagnosticado en la Comunidad de Madrid, que se comunica no solo al Ministerio de Sanidad sino a la administración territorial correspondiente con la intervención de los inspectores de salud pública para evitar, cancelar la actividad en esa finca concreta donde había una actividad detectada a partir de la investigación epidemiológica».

Fuentes de la Consejería de Sanidad del Gobierno regional confirman a Europa Press que fue el Instituto Carlos III el que contactó días atrás con los servicios sanitarios autonómicos alertando de que la paciente, ingresada en otra comunidad autónoma, daba positivo en cólera tras hacerle una analítica.

Esta paciente alegó haber estado en una finca de Toledo donde bebió agua. Al localizar esta finca, la Consejería de Sanidad procedió a realizar los análisis oportunos, tras lo que se detectó cólera en el agua, lo que ha motivado su clausura.

De su lado, fuentes de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid apuntan que esta paciente estuvo ingresada en un centro privado de la comunidad y que ya ha sido dada de alta.

Fuente: Europa Press