MADRID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) –

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha defendido este domingo que la reforma educativa pretende retirar «los desequilibrios» en la educación concertada para que «avance y trabaje» junto a la pública.

«La educación no es una mercancía, está sujeta a la programación», ha señalado en una entrevista en La Sexta, recogida por Europa Press, en la que ha asegurado que durante el Gobierno de Rajoy se retiraron «recursos importantes» de la educación pública. A su juicio, es preciso actuar sobre ella con «un sistema de compensación» porque funciona como un «eje vertebrador» y «representa el pluralismo de la sociedad».

Sobre la LOMLOE, la ministra que explicado que la educación concertada «se respeta, existe y cumple son sus fines sociales» de «trabajar en el sistema y acompañar a la pública». «No toda la concertada es igual», ha avisado Celaá, al tiempo que ha alertado sobre «desequilibrios» en estos centros educativos que son «imprescindibles retirar» para que «avance y trabaje» junto a los colegios e institutos públicos.

En este sentido, ha aclarado que «la programación de la enseñanza es competencia de las administraciones públicas», que deben velar por «cuántas plazas de calidad tienen que ofertar». «Esto no es un negocio», ha apuntado.

((SEGUIRÁ AMPLIACIÓN))

Fuente: Europa Press