MADRID, 10 Mar. (EUROPA PRESS) –

El presidente del PP, Pablo Casado, ha exigido este miércoles al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que cese a su vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, por el rechazado de Podemos al suplicatorio del expresidente catalán Carles Puigdemont en el Parlamento Europeo.

A su vez, el jefe del Ejecutivo le ha pedido a líder de los ‘populares’ que opte ya por el «camino de la moderación» en vez del de la «perdición» y «deje de ser el aperitivo del plato fuerte» que cada miércoles viene después de él en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, en alusión a Vox.

De este modo, Sánchez y Casado han vuelto a cruzarse duros reproches durante la sesión de control de este miércoles, aunque el presidente del Gobierno ha asegurado que su mano «sigue tendida». «Tiene que hacer una oposición útil, con sentido de Estado, tiene que arrimar el hombro, ser útil. La mano sigue tendida», ha defendido.

Por su parte, Casado ha denunciado que mientras «España se va a la ruina», el Ejecutivo «lo único que hace», a su juicio, «es pelearse entre sí».

(HABRÁ AMPLIACIÓN)

Fuente: Europa Press