Acusa al presidente de «alimentar el populismo y el radicalismo» que «degrada» a España y de dañar el constitucionalismo con sus alianzas

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP, Pablo Casado, ha acusado este miércoles al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, de «alimentar el populismo y el radicalismo» que «degrada» a España y se ha reafirmado en la posición «moderada» y «centrista» que fijó en la moción de censura de Vox. Además, le ha reprochado que pida a la oposición una unidad que no tiene dentro de su propio Gobierno, al tiempo que le ha culpado de dañar el constitucionalismo con sus alianzas con los extremismos.

En su intervención en el debate del Pleno del Congreso sobre la gestión de la pandemia del coronavirus, Casado ha pedido no dejarse «arrastrar por el torbellino de polarización y radicalidad que contamina la política española» y ha recordado que en el pasado la «alternancia del centroderecha y del centroizquierda fue el polo de atracción de la inmensa mayoría del país y consiguió llevar a los extremos a la irrelevancia tanto por la izquierda como por la derecha».

Tras subrayar que el triunfo del «reformismo y la moderación fue posible después de muchos fracasos y derrotas», ha afirmado que tiene «muy clara esa enseñanza» y ha apostando por una sociedad «abierta, moderada, reformista» como la que, según ha dicho, el PP representa porque «no es un regalo de la historia sino la conquista de la mejor política».

SE REAFIRMA EN LAS TESIS DE LA MOCIÓN DE CENSURA

«Me reafirmo especialmente hoy porque no quiero otro camino ni otro destino para España. No busco ningún voto que no busque convivir. Yo sí di un paso adelante y no dará ninguno atrás», ha enfatizado, aludiendo así a la posición que marcó en el debate de la moción de censura contra Vox.

Así, el jefe de la oposición ha recordado que ya defendió en el debate de investidura de hace un año que tanto el PSOE como el PP deben «ensanchar el espacio de la moderación y hacerlo tan grande como para que los dos podamos ganar dentro de él».

«Yo ha hice mi parte, consciente del coste a corto plazo, pero convencido de que España necesita un proyecto centrista, europeísta, humanista, constitucionalista y liberal, que muy pronto será mayoritario para volver a superar la recesión económica, la fractura social, generacional y territorial que sufrimos», ha aseverado.

ELOGIA LA LABOR DE RAJOY PARA RECUPERAR ECONÓMICAMENTE EL PAÍS

En su intervención, con numerosas alusiones a la historia que arrancó con la Transición, Casado ha minusvalorado a Sánchez con relación a la labor de otros expresidentes como Adolfo Suárez, Felipe González, José María Aznar y Mariano Rajoy, elogiando de este último su tarea para recuperar el país de la «devastación» económica que dejó el exmandatario socialista José Luis Rodríguez Zapatero en 2019.

Así, Casado ha alineado la gestión de Sánchez con la que hizo Zapatero, quien en 2009 dejó «una división social y territorial» por sus pactos con «batasunos e independentistas» para tumbar el régimen del 78 como si pudieran «confinar a la mayoría constitucionalista» mediante un «cordón sanitario y político».

«Y en medio de estas dos etapas negras. Mariano Rajoy consiguió evitar la quiebra de España y lo hizo con éxito», ha ensalzado Casado de su antecesor en la Presidencia del PP e insistir en que Sánchez y Zapatero tratan de romper el «rumbo» marcado en la Transición.

Un día después del 40 aniversario del intento de golpe de Estado del 23 de febrero de 1981, ha elogiando la actuación «determinante» del Rey Juan Carlos I para abortarlo y el papel del entonces presidente del Gobierno, Adolfo Suárez. Dicho esto, ha reivindicado la democracia constitucional frente a «los nostálgicos de las dos Españas».

«España se construye contra los que ametrallaron este hemiciclo, contra los terroristas que nos asesinaron durante 40 años y contra los radicales que siembran de violencia hoy nuestras calles, jaleados inaceptablemente por partidos presentes en el Consejo de Ministros», ha afirmado.

«ENMIENDA A LA TOTALIDAD» A LA GESTIÓN DE SÁNCHEZ

Casado ha destacado que en el pasado «nadie desafió desde dentro las reglas del juego» y «prefirieron ser oposición en el sistema construido juntos». «Esta es la enmienda a la totalidad que hacemos a su gestión. Usted lidera el gobierno más radical y más enfrentado de los últimos 40 años. Ya no lo niegan ni sus propios ministros. Pide aquí unidad pero no la tiene dentro», ha enfatizado.

En este sentido, le ha echado en cara que asiente el poder en su pacto «con los extremistas al coste de tensionar la convivencia democrática hasta la fractura social, la quiebra económica y la degradación institucional».

«Nunca habían mandado tanto quienes quieren destruir España y lo dicen públicamente, como el prófugo Puigdemont que usted prometió traer a España pero somos nosotros los que hemos trabajado para retirarle la inmunidad», ha manifestado, para añadir que «nunca el
constitucionalismo había estado más débil».

PIDE EL CESE DE IGLESIAS

Además, ha recriminado al presidente del Gobierno que reclame unidad a la oposición cuando no la tiene dentro del propio Ejecutivo, y ha reivindicado su «enmienda a la totalidad» a un gobierno «radical» que, a su juicio, debilita al «constitucionalismo» con sus alianzas con los extremistas.

Una vez más, el presidente del PP ha exigido a Sánchez el cese de ministros que, a su juicio, «atacan» a la Monarquía, la Justicia, la Policía, la prensa y que justifican a ETA. «No se puede tolerar», ha resaltado, en alusión al vicepresidente Pablo Iglesias.

Sobre la pandemia, ha señalado que los muertes ascienden a 90.000 y los contagiados a tres millones, con repercusiones económicas y sociales «terribles». A su juicio, los españoles lo están pasando «muy mal» y el Gobierno debe tener «más humildad, sensibilidad y empatía por su parte», sobre todo ante el «clima de hartazgo» de la política entre los ciudadanos y que «solo beneficia a los populistas».

ESPERA QUE LA FISCALÍA PUEDA INVESTIGAR LAS DEMANDAS POR EL COVID

Casado ha dicho además que espera que la Fiscalía «permita investigar las decenas de demandas y querellas de profesionales sanitarios y familiares de víctimas» y que el PSOE «no bloquee una comisión de investigación parlamentaria cuando acabe la pandemia».

Además, ha denunciado la «arbitrariedad» con la que el Gobierno ha tratado a las comunidades autónomas gobernadas por el PP y que, a su juicio, «contrasta con la campaña catalana a la medida del PSC o la barra libre a las exigencias nacionalistas».

En clave económica, Casado ha considerado insuficientes los 11.000 millones de euros en recursos adicionales para la hostelería, el turismo y el pequeño comercio anunciados por Sánchez, ya que, a su juicio, «se necesitan al menos 50.000 millones». Además, ha reclamado al Gobierno un plan de choque para afrontar la crisis derivada de la pandemia.

El presidente del PP también ha afeado a Sánchez que en el Gobierno «han fiado todo a la vacunación», cuyo proceso además «se ha complicado», pero también a «los fondos europeos que no están garantizados».

En este sentido, al respecto de la ejecución del Plan de Recuperación a cargo de fondos europeos, ha advertido al presidente de que, una vez se celebren las elecciones en Alemania «la situación podría empeorar» y le ha recordado que «la Unión Europea no es un club neutral», pues está concebida, a su juicio, «contra el nacionalismo y el populismo».

547824.1.260.149.20210224102458
Vídeo de la noticia

Fuente: Europa Press