Buscará reforzar su Ejecutiva hasta el cónclave pero el entorno de Feijóo recela de los pasos y no ve en la Junta Directiva una decisión

MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) –

El presidente del PP, Pablo Casado, convocará el próximo lunes el congreso nacional del Partido Popular en la reunión de la Junta Directiva Nacional y se plantea dar la batalla tras constatar que cuenta con un apoyo mayoritario de presidentes provinciales y también regionales, según han informado a Europa Press fuentes de la cúpula del partido.

La reunión el 28 de febrero de la Junta Directiva Nacional del PP, máximo órgano del partido entre congresos, es el único acuerdo del comité de dirección que ha difundido ‘Génova’ después de una larga reunión de más de siete horas, donde ha habido algunos momentos de tensión y se han visualizado divisiones internas, ya que algunos de sus integrantes han defendido la salida de Teodoro García Egea.

Aunque aún no hay orden del día de la Junta Directiva Nacional –su convocatoria debe efectuarse, por escrito, con una antelación de cinco días, salvo en casos de urgencia, según los Estatutos–, Pablo Casado tiene intención de convocar el congreso nacional del partido, según han señalado a Europa Press las fuentes consultadas.

De esta forma, y pese a las presiones internas para que se marche, Casado se plantea dar la batalla interna tras constatar que cuenta con apoyos «relevantes» en las provincias y en las autonomías. «Hay muchos que van a cerrar filas con al presidente nacional», ha subrayado a Europa Press una persona de su equipo.

El equipo de confianza de Casado que capitanea el secretario general del PP ha estado midiendo las fuerzas internas con las que cuenta el líder del PP en este momento y, según sus cálculos, más de la mitad de los presidentes provinciales le respaldarían para seguir al frente del partido.

SIN APOYOS SUFICIENTES LOS QUE PIDEN UN CONGRESO EXTRAORDINARIO

A lo largo de la tarde han empezado a desfilar por la sede del PP distintos parlamentarios y cargos provinciales, y se prevé que hagan lo mismo más dirigentes en los próximos días, según las fuentes consultadas, que consideran que aquellos dirigentes territoriales que piden un congreso extraordinario no tienen apoyos suficientes.

El congreso extraordinario del PP que ya solicitan algunos cargos del partido para buscar una salida a la crisis interna exige una mayoría de los tercios de la Junta Directiva Nacional para forzar su convocatoria, según recogen los Estatutos del PP.

Casado se plantea convocar un congreso nacional del PP –no un cónclave extraordinario– que según los plazos establecidos tocaría en julio pero que ahora podría adelantarse unos meses, según las fuentes consultadas. «El tema del congreso estará encima de la mesa sí o sí» el próximo lunes en la Junta Directiva, añaden otras fuentes de la dirección del partido.

SIN INTENCIÓN DE DEJAR CAER A GARCÍA EGEA

Pese a que en los últimos días han sido constantes las peticiones para que cese a García Egea, Casado no tiene intención de dejar caer a su mano derecha y persona de la máxima confianza, según han indicado a Europa Press fuentes ‘populares’.

Además, explican que su intención en los próximos días es hacer una ronda con diferentes ‘barones’ y cargos territoriales para buscar consensos, con el objetivo de reforzar la Ejecutiva hasta el próximo cónclave, integrando a personas cercanas a ‘barones’ territoriales como Alberto Núñez Feijóo o Juanma Moreno.

Fuentes consultadas por Europa Press señalan que Casado habría ofrecido la posibilidad de crear un cargo de coordinador por debajo de García Egea pactado con los ‘barones’. Sobre la mesa estaría el nombre del presidente provincial del PP de A Coruña, Diego Calvo, una persona de la máxima confianza de Feijóo.

UNA JUNTA DIRECTIVA, «NO ES UNA DECISIÓN»

La decisión de convocar una Junta Directiva dentro de una semana ha provocado ya las primeras reacciones. Fuentes del PP gallego consultadas por Europa Press han esgrimido que Feijóo ya dijo en esta jornada «todo lo que tenía que decir» y han recordado que reclamó, en la línea de otros ‘barones’ del partido, «decisiones urgentes».

En concreto, el presidente de la Xunta habló de adoptar una «última decisión» y, aunque no lo verbalizó explícitamente, en la formación solo se hace una lectura: dimisión y congreso extraordinario.

Por ello, a la espera de un nuevo pronunciamiento público del presidente gallego, su entorno sugiere que el anuncio de convocatoria de una Junta Directiva para el próximo lunes no le habrá dejado satisfecho. «Esto no es una decisión, es la reunión de un órgano que tiene que reunirse cada cuatro meses y que lleva sin convocarse desde julio», han criticado.


643277.1.260.149.20220221231208
Vídeo de la noticia



Fuente: Europa Press