Pide a la gente que no se deje «engañar con carambolas o señuelos» y dice que quien quiera que gobierna el PP, debe votar a Mañueco

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El líder del PP, Pablo Casado, se ha mostrado convencido de que Alfonso Fernández Mañueco va a ganar las elecciones de este domingo y «va a gobernar» frente a las «fake news» porque, según ha proclamado, solo hay dos opciones: «O el Partido Popular o el caos». Por eso, ha pedido a los ciudadanos que no se dejen «engañar con carambolas» o «señuelos» porque «no hay más alternativa» que el PP al «sanchismo».

Así se ha pronunciado ante más de dos mil afiliados y simpatizantes del PP –muchos de ellos con banderas del partido y de España– que han asistido al mitin de cierre de campaña celebrado en la Feria de Muestras de Valladolid para arropar al candidato del PP a la Presidencia de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco.

También han tomado la palabra el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Los presidentes de Murcia y de Andalucía, Fernando López Miras y Juanma Moreno, han enviado un mensaje de apoyo grabado al no poder asistir por su agenda institucional.

«NO HAY MÁS ALTERNATIVA QUE EL PP»

Casado ha afirmado que el PP es la alternativa «moderada, eficaz, sensata y tolerante» y ha avisado que quien quiera que gobierna el PP «solo puede votar al PP. «Que no nos engañen con carambolas, que no nos engañen con señuelos. No hay más alternativa ni más experimentos. O PP o sanchismo. O PP o la ruina. O el PP o los socios de Bildu y ERC. O el PP o el caos», ha proclamado, cosechando una fuerte ovación.

Casado ha acusado a Sánchez de acudir a Castilla y León de «turismo electoral en helicóptero y Falcón» y le ha recriminado que solo haya visitado cuatro provincias en campaña, «sin pisar Ávila, Salamanca, Palencia y Segovia».

«Solo por eso no debería votarlo nadie en esas provincias. ¡Qué desfachatez!», ha proclamado, para añadir que el presidente del Gobierno «tiene miedo a pisar la calle» porque cuando lo hace «le insultan y le pitan porque ha despreciado España».

PIDE DE NUEVO LA DIMISIÓN DE MARLASKA

Tras asegurar que el PP es el partido de las víctimas del terrorismo, ha pedido de nuevo la dimisión o el cese del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, por los contactos con presos de ETA que se han conocido estos días, según revela un informe de la Guardia Civil. «¿Es que no es suficiente decir al PSOE que no se les puede votar mientras pacten con asesinos de niños, de mujeres embarazadas y de 900 mártires de la libertad? Pues eso también está en juego», ha enfatizado.

Tras asegurar que la gente de Castilla y León tiene marcado el acento de la «honestidad, la honradez, la sencillez y la humildad», ha reivindicado a esta tierra como «cuna de la nación española desde hace cinco siglos» y ha subrayado que lo seguirá siendo «a pesar de los socios de Tudanca y de Sánchez».

«Castilla y León es la cuna de la Hispanidad, mal que le pese al presidente de México, a Zapatero y sus negocios con Maduro, a los podemitas, que están con dictadores bananeros que asesinan, que torturan y que violan. Aquí está la cuna de la hispanidad, sin complejos, sin leyendas negras, sin pedir perdón. Con orgullo de ser españoles», ha proclamado, unas palabras con las que ha encendido al auditorio.

DENUNCIA EL «PUCHERAZO» EN LA VOTACIÓN DE LA REFORMA LABORAL

A renglón seguido ha aludido a la polémica por la votación de la reforma laboral en el Congreso y ha afirmado que León es la «cuna del parlamentarismo», «sin los pucherazos y sin las agresiones institucionales que ven» con la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, y «con toda la banda socialista para aprobar una reforma fuera de la mayoría legítima de la Cámara».

Casado ha presentado al PP como el partido de las «instituciones fuertes», que está con las Fuerzas de Seguridad y con las víctimas, que apuesta por el empleo «frente a las contrarreformas que arruinan al campo» y por la bajada de impuestos, frente a «esta bancarrota» que «fríe» a impuestos.

Finalmente, ha insuflado un mensaje de ánimo a los suyos y ha proclamado que el PP «va a ganar las elecciones el domingo y va a gobernar». «Ya está bien de las ‘fake news’, la cabeza bien alta. Pisando bien fuerte. Quien va a perder va a ser Sánchez y quién va a perder va a ser el partido sanchista», ha proclamado, para criticar la «manipulación» cuando «se ve por la calle».

CRECE EL TEMOR EN EL PP POR LA ABSTENCIÓN

Se trata del mitin más multitudinario de campaña del Partido Popular –desde la organización han llegado a cifrar el número de asistentes en 3.000 personas–, que ha protagonizado actos con una media de 300 a 500 asistentes en estas dos semanas.

Aparte de los oradores, casi toda la dirección del PP se ha desplazado a Valladolid –Ana Beltrán, Pablo Montesinos, Javier Maroto, Antonio González-Terol, Jaime Olano o Elvira Rodríguez–, el alcalde de Madrid, José Luis Almeida, y otros presidentes regionales del partido.

En el PP se ha incrementado el nerviosismo en esta recta final de campaña, al ver que el partido está estancado y que les puede perjudicar seriamente una alta abstención. Además, ya hay cargos que asumen que en el mejor de los casos habrá que pactar con Vox para conservar la Junta de Castilla y León, según fuentes del partido.

640324.1.260.149.20220211202635
Vídeo de la noticia

Fuente: Europa Press