Dice que la «broma de la carne de Garzón no tiene gracia» y que la «gracieta» de Sánchez con el chuletón produce «vergüenza ajena»

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

El líder del PP, Pablo Casado, ha avanzado este viernes que el PP recurrirá ante el Tribunal Constitucional la Ley de Seguridad Nacional si no hay cambios y la reforma que está preparando el Gobierno mantiene los «poderes absolutos» a Pedro Sánchez «sin control parlamentario», la «mili civil obligatoria» y se permite «expropiar» bienes y servicios.

«Anuncio que si esta ley acaba aprobándose tal y como han informado los medios de comunicación, el PP la recurrirá al Tribunal Constitucional porque pensamos que conculca libertades fundamentales y va totalmente en contra de lo que dice nuestra Constitución en cuanto a las garantías que tiene que tener un Gobierno para limitar la propiedad privada o la libertad de las personas», ha recalcado.

Casado, que ha participado telemáticamente en las Jornadas de Verano 2021 organizadas por Sociedad Civil Catalana, ha criticado que esa norma permita «expropiar» bienes y servicios, y que establezca una «especie de mili civil obligatoria» para «movilizar a toda la población» cuando al Gobierno «le dé la gana».

El presidente del PP ha echado en cara al Ejecutivo que, en vez de hacer una Ley de Pandemias y «preocuparse por la salud y la recuperación del turismo», impulse esta reforma de la Ley de Seguridad Nacional que «permite poderes absolutos a Sánchez sin control parlamentario». «Es la auténtica locura de este Gobierno», ha resaltado.

«AGENDA DE MERMA DE LIBERTADES»

Casado ha asegurado que este Ejecutivo «radical» formado por Podemos y el partido «sanchista, que nada tiene que ver con el PSOE clásico» lo que ha hecho es «aprovechar la pandemia» para «avanzar en su agenda de ruptura legal y social».

En este punto, ha subrayado que en los peores meses de la pandemia, Sánchez avanzó en una «agenda de merma de libertades» como, a su juicio, ocurrió con su decisión de «cambiar el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), hacer una «contrarreforma educativa exprés» o «una purga en la cúpula de la Guardia Civil» por pedir «investigar las manifestaciones del 8M cuando había una alerta internacional».

«Cuando hay miedo en la sociedad, lo aprovechan los enemigos de la libertad y los que no creen en la sociedad abierta ni en la libertad individual ni en el Estado de Derecho y solo creen en el poder por el poder», ha enfatizado.

«INTERVENCIONISMO ORWELLIANO»

Un día más, el jefe de la oposición ha arremetido duramente contra el ministro de Consumo, Alberto Garzón, tras su recomendación de comer menos carne. «Esta broma de la carne de Garzón y de todos estos comunistas 3.0 no tiene ninguna gracia», ha enfatizado.

A renglón seguido, Casado ha criticado la «gracieta» de Pedro Sánchez este jueves hablando de sus «gustos culinarios» en defensa del chuletón y ha dicho que «solo llevan a la vergüenza ajena».

A su entender, al presidente del Gobierno lo que le gusta es la «agenda 2050 de ingeniería social» en la que se decía que «había que reducir el consumo de carne, los dispositivos tecnológicos o que no se podía viajar en avión si estaba a menos de tres horas». Según ha dicho, es un «intervencionismo orwelliano en las libertades de los Ciudadanos» con la que se busca «moldear» la sociedad.

Casado ha arremetido duramente contra el ministro Garzóñ cuando en España hay «seis millones de desempleados y dos millones de familias haciendo las colas del hambre», algo que, a su juicio, lleva a la «indignación».

Finalmente, ha señalado que con esas declaraciones el ministro «demoniza» el sector de la ganadería. «España es una potencia agroalimentaria y no se puede demonizar a la ganadería ni volver a castigar a la hostelería: Los disparates de este Gobierno cotizan en bolsa. No salen gratis y generan desconfianza. La gente ya está harta», ha afirmado, para pedir de nuevo a Sánchez que disuelva las Cortes y convoque elecciones generales.

584250.1.260.149.20210709131438
Vídeo de la noticia

Fuente: Europa Press